Ricard Sierra

General Manager

Á
in

¿Cómo afectará el Brexit a las empresas de traducción?

16-01-2019

El Brexit va a suponer mucha incertidumbre para las empresas internacionales, pero también abre la puerta a nuevas oportunidades.

Los peores pronósticos se han cumplido y, en una sesión histórica, el parlamento británico ha rechazado el acuerdo negociado por el gobierno de Theresa May con las autoridades europeas. Este resultado pone al Reino Unido al borde de un hard-brexit, o lo que es lo mismo, una salida de la Unión Europea no negociada y que promete ser caótica.

Ralentización de la economía

Indudablemente, a nivel económico la decisión de los parlamentarios va a tener una gran repercusión en el país británico con un coste de 140.000 millones de libras anuales hasta 2030, pero también en toda la zona europea y, a día de hoy, es imposible calcular la repercusión que tendrá en todos los países miembros.

El francés es uno de los idiomas mejor posicionados para convertirse en el nuevo idioma común de los europeos.

Para las empresas de traducción, el futuro también es incierto y tardaremos un tiempo en conocer el verdadero alcance de la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Nuestros clientes son empresas multinacionales y es lógico pensar que este brexit no negociado al que parece que nos enfrentamos va a suponer una alteración significativa en su actividad comercial. Las predicciones auguran un descenso del 47% en el comercio entre la Unión Europea y el Reino Unido.

Esta pérdida de negocio de las empresas europeas les hará buscar nuevos negocios tanto en otros países de la Unión Europea como más allá de la zona comunitaria y esta situación ofrece a las empresas de traducción nuevas oportunidades para traducir contenidos a nuevos idiomas.

Devaluación de la moneda

La libra ha ido perdiendo valor con respecto al euro desde que se supo el resultado del referéndum. Esta situación nos obliga a mirar con lupa todos nuestros proyectos puesto que, en una gran mayoría de casos, trabajamos con distintas monedas. En los próximos meses, no podremos perder de vista el cambio entre la libra y el euro para ajustar nuestras tarifas según la evolución del mismo.

Las empresas que exportamos servicios al Reino Unido veremos cómo perdemos competitividad frente a nuestra competencia en aquellos mercados por la devaluación de la moneda y, tal vez, por la imposición de nuevos aranceles. Paralelamente, es posible que nuestros proveedores en el Reino Unido sean ahora más competitivos y obliguen a sus competidores en la Unión a tomar medidas.

El inglés dejará de ser lengua oficial en la UE

También veremos cómo el inglés pierde su estatus de idioma oficial de la Unión Europea (Irlanda tiene como idioma oficial el irlandés) y esto abre la puerta a que algún otro idioma cubra el hueco dejado por el inglés como lingua franca. El francés es uno de los idiomas mejor posicionados para convertirse en el nuevo idioma común de los europeos. Quizá en los próximos años veamos un descenso de traducción al y desde el inglés y el auge en el volumen de traducción de francés o alemán.

Aquellas empresas o traductores que trabajen con la Unión Europea y que tengan el inglés como idioma de partida o de llegada tendrán que buscar alternativas rápido si no quieren ver cómo de repente deja de llegarles trabajo. Aunque por otra parte, es muy posible que el volumen de traducción aumente considerablemente con la redacción de nuevas leyes, tratados, convenios entre todos los países de la UE y el país británico.

En Kobalt, no creemos que la desaparición del inglés como lengua oficial de la Unión Europea afecte a su popularidad, ni a su dominio a nivel mundial y seguirá siendo el idioma de comunicación a nivel internacional por excelencia.

Adiós a la libre circulación de trabajadores

Algo más preocupante para una empresa de traducción como la nuestra es la incertidumbre que rodea al estatus de los residentes británicos en territorio de la UE y la de los europeos que ahora mismo viven en el Reino Unido. Son muchas las personas que han aprovechado la libre circulación de ciudadanos y la posibilidad de poder elegir el lugar de residencia libremente en cualquier país de la UE que ahora ven cómo tal vez tengan que volver al Reino Unido o salir de él para no ser considerados inmigrantes ilegales.

Conclusión

En conclusión, esta salida no negociada del Reino Unido va a suponer mucha incertidumbre para las empresas que operamos a nivel internacional, pero también es cierto que abre la puerta a nuevas oportunidades que ahora mismo solo podemos intuir.

Tendremos que estar muy atentos a lo que suceda desde hoy mismo hasta el próximo 29 de marzo e, incluso, en las semanas y meses posteriores a esa fecha.

No te pierdas ninguna nueva entrada. ¡Suscríbete!

Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.
Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.

Este Sitio Web utiliza cookies de terceros con la finalidad de realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para cambiar tus preferencias o ampliar la información, puede acceder a nuestra Política de Cookies