Oisin M.

Copywriter

Á

El auge del turismo virtual

24-11-2020

2020 ha sido un año extraño para todos. La pandemia de COVID ha cambiado el mundo de tal manera que los efectos secundarios de este impacto durarán años, y muchos de ellos ni siquiera se pueden predecir en este momento.

Pero no necesitamos viajar al futuro para ver que dos de las principales víctimas de todo este calvario (además de los afectados por la enfermedad y sus familias) son las libertades personales y la industria del turismo.

La importancia del turismo varía mucho entre naciones, pero con los billetes de avión cada vez más baratos y más disponibles para las clases medias a finales del sigo XX, son varios los países que invierten mucho en la industria hasta el punto de que algunos de ellos dependen casi por completo de ella. No hace falta decirlo, pero estos países han recibido un golpe masivo a sus economías desde el inicio de la pandemia de COVID, y están buscando soluciones creativas para mantenerse a flote hasta que toda esta situación pase. 

Una de las ideas que está ganando terreno es la del turismo virtual. La premisa es realmente bastante simple; ofrecer toda una experiencia interactiva a través de los principales atractivos del país sin las restricciones de movilidad que sabotean el viaje, a un precio más barato y desde la comodidad de nuestro hogar.

Evidentemente, hay un problema monumental enorme con todo el asunto, que es la falta de experiencias de la vida real. Aun así,  en un mundo en el que una parte significativa de la población está pegada a sus teléfonos inteligentes y ha abandonado las interacciones reales por las virtuales, plantea la pregunta de si realmente es un problema en esta época. Incluso podría ser una ventaja para algunos.

Mano sujetando un móvil que muestra una foto de

Aunque no es fácil dejar de lado la inquietante sensación distópica de estos viajes virtuales, también es difícil pasar por alto algunas de las ventajas que este formato puede ofrecer, especialmente si la tecnología de realidad virtual se generaliza y puede agregar una capa extra de inmersión muy necesaria a la experiencia.

Los precios tan reducidos podrían llegar a ser uno de los principales impulsores de la adopción de esta tecnología. En un mundo que se prepara para una recesión que se ha pronosticado como una de las más grandes que la economía haya sufrido, esperar que los turistas potenciales derrochen miles de dólares para una visita rápida a algún monumento al otro lado del mundo podría resultar difícil de vender. 

Una alternativa mucho más barata podría animar a la gente a intentarlo.

Otro beneficio puede ser la oportunidad de visitar versiones idealizadas de los destinos. Desde que despegó la llegada del turismo de masas, es casi imposible encontrar un destino turístico popular que no esté perpetuamente sobrepoblado, demasiado caro y sin una gran parte de su magia y encanto. Visitar un Taj Mahal virtual en el período en que fue construido, rodeado de naturaleza y bajo una puesta de sol perfecta podría ser toda una experiencia. El mal tiempo también puede arruinar viajes muy caros, así que eso es algo que también se soluciona.

Taj Mahal

También hay experiencias imposibles sobre la mesa. Ver los impresionantes rascacielos de la ciudad de Nueva York desde el suelo es algo que te deja sin aliento, especialmente la primera vez, pero imagina poder volar alrededor de ellos en realidad virtual. 

Cosas como visitar toda la Gran Muralla China en unas pocas horas pueden convertirse en realidad. 

¿Un viaje a Marte o una vuelta a los anillos de Saturno? Por supuesto. ¿Por qué no? Las personas que no pueden viajar debido a compromisos laborales / familiares, discapacidad física u otro tipo de condiciones de salud también podrían beneficiarse de esto. También se pueden visitar lugares que se consideren inseguros debido a disturbios por conflictos. La lista continúa.

Sin embargo, por mucho que tratemos de abordar todo esto con una mente abierta, existe la sensación constante e inevitable de que nada de esto es real. Para aquellos de nosotros que solo hemos experimentado el turismo como una experiencia tangible, tal vez esté un poco lejos de lo que estamos acostumbrados. A modo de comparación, imagínate decirle a las personas que han jugado al fútbol toda su vida que, dentro de unos años, los niños preferirán jugarlo en videojuegos. Probablemente te parecerá tan increíble, ridículo e inútil como todo este asunto del turismo virtual nos parece ahora mismo.

Los tiempos están cambiando.



No te pierdas ninguna nueva entrada. ¡Suscríbete!

Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.
Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.

Este Sitio Web utiliza cookies de terceros con la finalidad de realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para cambiar tus preferencias o ampliar la información, puede acceder a nuestra Política de Cookies