Oisin M.

Copywriter

Á

El gran fiasco en el doblaje de Juego de Tronos (Spoilers)

16-05-2019

Juego de Tronos, una serie que ha sido capaz de cautivar a todos con sus inesperados cambios, llega a su final después de ocho temporadas.

Juego de Tronos, una serie que ha sido capaz de cautivar incluso a aquellos que siempre han renegado de la ficción con sus inesperados cambios de guión y muertes inesperadas, llega a su final después de ocho temporadas. Para cuando estés leyendo este artículo todo habrá acabado y al fin sabremos quien sentará sus posaderas sobre el codiciado Trono de Hierro. Pero ahora mismo de lo que todo el mundo habla no es de la muerte de uno u otro personaje. Las redes arden con la aparición subrepticia de una taza de Starbucks en el gran banquete de Invernalia tras derrotar a los caminantes blancos.

Aunque un error de este calibre ha corrido como la pólvora entre los espectadores anglosajones, los seguidores de la versión doblada en español ya están algo más acostumbrados a estas polémicas y casi podríamos decir que son unos veteranos. Todo empezó con la gestión catastrófica del “momento Hodor”. Para aquellos que no seguís la serie, y tras advertiros del campo de spoilers que estáis a punto de atravesar, el motivo por el que este adorable grandullón hablaba una lengua que consistía únicamente en una palabra que parecía que era su propio nombre, se debe a algo que iba a ocurrir en el futuro cuando tendría que sujetar una puerta (o “hold the door” en inglés) ante el asalto de una legión de enemigos. Sin entrar en demasiados detalles, y como la línea temporal de Juego de Tronos es bastante confusa, este momento traumatizó profundamente al personaje y se utilizó como una manera de darnos la respuesta que todos esperábamos a esta cuestión.

El hecho es que “Hold the door” acabó transformándose en “Hodor” y cuando eso hay que traducirlo a otro idioma, todo se derrumba como un castillo de naipes. Siendo sinceros, es una de aquellas situaciones que no se pueden solventar en la traducción y uno no puede más que compadecerse e imaginarse sus caras más pálidas que las del Rey de la Noche cuando se dieron cuenta del lío tremendo en el que se habían metido por una única palabra. Era imposible salir de esa situación y solo se podría haber solventado si George R.R. Martin hubiera avisado a los traductores de cuáles eran sus intenciones desde el principio.

Los seguidores de la versión doblada en español ya están algo más acostumbrados a estas polémicas y casi podríamos decir que son unos veteranos.

Pero esto no acaba aquí. Entre el caos creado por el incidente Starbucks, los seguidores españoles han tenido la fortuna de poder disfrutar de dos gazapos en un mismo episodio. La escena en cuestión sucede cuando uno dragón tiene que prender una barricada de madera para impedir el avance de un ejército zombie. Pero como las nubes de una tormenta nublan la visión del dragón desde el aire, los defensores desde tierra dicen: “She can’t see us!”

No es que sea la frase más difícil de traducir del mundo, ¿verdad? Pues he aquí como una frase de lo más inocente que debía traducirse como “¡no puede vernos!” acabó convirtiéndose en la indescifrable expresión “¡sicansíos!” en español.

Todos nos quedamos extrañados sin entender lo que el bueno de Davos estaba diciendo y dábamos por sentado que hablaba en alguno de los idiomas de ficción de este universo, quizá era alto valirio, o dothraki. Pero no, simplemente era la transliteración del “she can’t see us”.  Un momento embarazoso como pocos, pero que sin duda se ha debido a las pésimas condiciones de trabajo a las que se ha enfrentado el equipo de doblaje.

Sea cual sea la causa, hay que reconocer que algo así no debería haber pasado, aunque lo cierto es que todo esto nos ha parecido bastante gracioso. Y, aunque no sea para bien, centra la mirada de todo el mundo en la traducción, algo que pasa desapercibido casi siempre porque se hace bien, pero que está siempre ahí y que es completamente imprescindible.

Quizá la moraleja de toda esta historia, y algo que también pedimos a nuestros clientes, es que es vital que el equipo encargado de la traducción pueda trabajar en las mejores condiciones. Hay que incluir al proveedor de traducción al inicio del proceso para evitar llegar a una vía muerta sin solución (Hodor) al final del camino. Del mismo modo, el material con el que se trabaja tiene que ser óptimo para evitar que de la frase más sencilla del mundo hagamos un “sicansíos”.

Valar Morghulis.

Fuentes de imágenes: Pinterest y Zero 97.7

No te pierdas ninguna nueva entrada. ¡Suscríbete!

Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.
Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.

Este Sitio Web utiliza cookies de terceros con la finalidad de realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para cambiar tus preferencias o ampliar la información, puede acceder a nuestra Política de Cookies