Oisin M.

Copywriter

Á

Estereotipos culturales comunes que son completamente falsos (Parte II)

En la misma línea que el primer artículo, analizamos conceptos erróneos comunes sobre países y culturas que se han acomodado en el corazón y la mente de la gente.

Algunos de ellos son una completa tontería y fantasía, otros tienen más verdad en ellos de lo que muchos de nosotros quisiéramos admitir, y todos ellos son perpetuados por personas que, independientemente de los hechos reales, quieren reírse un rato.

África es un gran desierto

El continente africano ha sido descrito sin cesar como un enorme desierto que se hornea permanentemente bajo un calor sofocante. En el cine, todos los que están en África siempre están quemados por el sol, sudando la gota gorda, experimentando espejismos de exuberantes oasis que nunca existen y siendo salvados por miembros de una tribu montados en camellos.

Si bien hay muchos desiertos en África, siendo el conocido desierto del Sahara el desierto caliente más grande de la Tierra, la realidad es que África es un continente enorme con muchos biomas. Una gran parte de su superficie está cubierta por sabanas y densas selvas tropicales, que son de todo menos secas.

Quizás la idea errónea se pueda atribuir al hecho de que la Península Arábiga, que ha sido el escenario de muchas películas e historias que han impulsado una versión romántica de la zona, resulta ser literalmente un enorme desierto. El pequeño problema es que la Península Arábiga es parte de Asia, no África.

Los vikingos llevaban cascos con cuernos

Los vikingos hicieron muchas cosas que dieron forma al curso de la civilización occidental durante su tiempo. Una cultura marinera aventurera originaria de Escandinavia y otras áreas del norte de Europa, se les recuerda principalmente por asaltar, saquear, quemar y conquistar a sus vecinos del sur.

La percepción de la cultura vikinga y su legado ha sido muy controvertida a lo largo de los siglos, algunos argumentaron que eran una cultura compleja con muchos aspectos positivos, y otros que eran un grupo de bárbaros asesinos enloquecidos por la sangre. A medida que surgieron más y más pruebas arqueológicas durante el siglo XIX, el mundo comenzó a descubrir una descripción más precisa de cómo vivían realmente, sin embargo, ninguno de estos descubrimientos indicó de ninguna manera que llevaran los infames cascos con cuernos que todos asocian con ellos.

Parece que el culpable de esta idea fue una sociedad fundada a principios del siglo XIX para preservar y promover las creencias y formas de vida de la cultura nórdica antigua, y por lo que parece, decidieron tomarse algunas libertades colocando un par de incómodos y cuernos poco prácticos en un casco perfectamente útil. Después de eso, Richard Wagner, o alguien a cargo de ejecutar su ciclo de ópera de temática nórdica, decidió usar el casco con cuernos mencionado anteriormente en una de sus obras. Como ellos dicen, el resto es historia.

Australia está llena de insectos asesinos

Todo el mundo tiene un familiar, amigo o conocido que ha vivido en Australia durante algún tiempo, y muchos de ellos tienen predilección por subir imágenes a las redes sociales de todos los insectos supuestamente monstruosos que intentan matarlos cada día. En verdad, Australia no parece ser un continente particularmente mortífero en comparación con el resto del mundo. Según el informe del Sistema Nacional de Información Coronial de Australia sobre muertes relacionadas con animales, los tres animales que causaron más muertes humanas entre los años 2000 y 2010 son caballos, vacas y perros. Los canguros también ocupan un lugar destacado en la lista, ya que tienden a causar accidentes automovilísticos, y las abejas con sus picaduras bastante intrascendentes están justo detrás de ellos.

Sin embargo, no es tan simple. Es cierto que algunas de las serpientes y arañas más venenosas del planeta viven en Australia, pero generalmente se encuentran en circunstancias tan raras y en áreas tan remotas de lo que resulta ser un continente absolutamente inmenso, su contribución a las muertes humanas es casi insignificante. Las arañas que se encuentran cerca de las áreas urbanas son en su mayor parte bastante inofensivas y no representan más amenaza que otras arañas de todo el mundo.

Entonces, ¿qué pasa con todos los grandes tiburones blancos que acechan debajo de las espectaculares playas? Bueno, esos viven en todos los océanos, pero parecen amar particularmente el mar Mediterráneo. Quizás la tranquila y soleada Mallorca resultará tener sorpresas más peligrosas que Australia, al fin y al cabo.



No te pierdas ninguna nueva entrada. ¡Suscríbete!

Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.
Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.

Este Sitio Web utiliza cookies de terceros con la finalidad de realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para cambiar tus preferencias o ampliar la información, puede acceder a nuestra Política de Cookies