Alicia García-Nieto

Comunicación

Á
in

El poder comunicativo de tus gestos alrededor del mundo

23-05-2019

Un mismo gesto tiene diferentes significados dependiendo del territorio donde nos encontremos. ¿Y un significado diferentes gestos? También.

Un gesto es una de las tantas maneras que tenemos de comunicarnos. Se trata de una expresión no verbal que, como es obvio, requiere de su comprensión para cobrar sentido. El problema aparece cuando un mismo gesto tiene diferentes significados dependiendo del territorio donde nos encontremos. Es muy importante conocer estas diferencias y entender lo que pueden llegar a ofender cuando no se utilizan en el lugar adecuado. Y no es precisamente difícil equivocarse, ya que la mayoría de los gestos se hacen de manera instintiva, sin ser completamente conscientes.

Un gesto que puede comportar confusiones es el de juntar el dedo índice y el pulgar. Para nosotros significa “ok” o “perfecto”, pero para los brasileños o los alemanes es un insulto. En Japón implica dinero y en Francia, cero o inútil. En Turquía y Rusia, por último, está ligado a la homosexualidad.

Tampoco nos ponemos de acuerdo en lo que quiere decir levantar el pulgar a alguien. En Medio Oriente solo deberías usarlo si tu intención es malhumorar a alguien. En nuestra cultura, como ya sabes, es una forma de decir que algo va bien.

Por otro lado, también hay gestos cuyo significado se no sólo se ve afectado por la cultura, sino también por el sexo de la persona quien lo realiza, por si se trata de un hombre o una mujer.  En Arabia Saudita, cuando una mujer estrecha la mano de un hombre, le está diciendo que se acostaría con él. No, en este caso no es un gesto de cordialidad, como en casi todo el mundo.

¿Y qué hay de la forma en decir “sí” y “no”? En España, como en la mayoría de países, para afirmar algo movemos la cabeza de arriba a abajo y para negarlo, de izquierda a derecha. Pero en Bulgaria hacen justo lo contrario.

El gesto para pedir o dar suerte también varía. En Alemania presionan las yemas de los dedos con el puño cerrado y añaden la frase “Ich drücke die Daumen” (“mantengo mis dedos cruzados”) para indicarlo. En América y países occidentales entrelazan los dedos índice y medio. Cuidado con este último gesto, si lo haces en Vietnam no estás deseando suerte, sino aludiendo a las partes íntimas de la mujer y eso se considera muy ofensivo.

Fuente de la imagen: British Council

Pero no solo hay gestos con diferentes significados, también hay significados con diferentes gestos. En España para insultar a alguien mediante este tipo de expresión, levantamos el dedo medio. Pero no ocurre lo mismo en países como Reino Unido, Irlanda, Australia y Nueva Zelanda, donde levantan el índice y el medio (lo que nosotros usamos para indicar el número dos o la V de victoria). Los griegos, por su parte, alzan la mano entera, con la palma abierta y los dedos separados. Este último gesto es el que nosotros usamos como señal de “stop”, para pedir un taxi por ejemplo.

Si queremos un idioma universal, tenemos que recurrir a las expresiones faciales. Una amplia sonrisa y arrugas en los laterales externos de los ojos indican felicidad en todo el mundo. De la misma manera, cuando los ojos o la boca se abren y las cejas se levantan, la persona está expresando sorpresa.

No te pierdas ninguna nueva entrada. ¡Suscríbete!

Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.
Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.

Este Sitio Web utiliza cookies de terceros con la finalidad de realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para cambiar tus preferencias o ampliar la información, puede acceder a nuestra Política de Cookies