Alicia García-Nieto

Comunicación

Á
in

Aumenta un 500% el engagement de tus empleados

13-11-2019

La comunicación interna es uno de los grandes retos en las empresas multinacionales. Cada vez son más las empresas que desarrollan una política de comunicación interna para que ayude a difundir la cultura de la empresa.

Para ser competitivo es importante saber motivar a los trabajadores y retener el talento. Se trata de un elemento clave en la estrategia de las empresas. No es cuestión solo de informar, que también, sino de mejorar las actividades de cada día y el clima laboral. 

Si el equipo humano se siente a gusto e integrado dentro de la compañía, ofrecerá lo mejor de sí mismo.

Cuando un empleado se siente satisfecho instantáneamente su compromiso e implicación aumentan y esto se refleja en mejores resultados. Hay muchos factores que pueden impactar en esta satisfacción, pero con el auge de la valoración de los recursos intangibles, uno de los más comunes e importantes es la comunicación.

No basta con enviar mensajes o crear plataformas para recibirlos, hay que cuidar al detalle lo que se quiere decir y sobre todo cómo se dice. Para que quede grabado en la memoria de la gente se necesitan experiencias. Y sí además estas experiencias son personalizadas, ¡lo bordas seguro!

A todos nos gusta recibir un correo electrónico con nuestro nombre, ¿verdad? Demuestra que como mínimo se han parado un momento a pensar en nosotros. En cambio, si recibimos ese mismo correo electrónico en un idioma que no es el nuestro, pasa lo contrario. No nos sentimos tan identificados y poco nos importa ya si alguien ha dedicado unos minutos a cuidar el mensaje que nos quería enviar. Una vez más, la traducción y la localización son clave para el éxito de cualquier iniciativa.

Esto mismo puede aplicarse a todas las demás herramientas de comunicación interna, no solo a los correos electrónicos, también a una revista interna, newsletter para trabajadores, etc. Sobre todo en aquellas que requieren interacción y participación como el caso de intranet. Para que la comunicación sea bidireccional (reciba un feedback) el receptor debe sentirse cómodo. Hay que demostrar a nuestro equipo que nos importa. 

Otra acción a implementar, a parte del lenguaje, es la de incorporar en las comunicaciones de cultura de empresa, toques de la cultura personal de los empleados. Por ejemplo, si sabemos que algunos de nuestros trabajadores son americanos, el día 4 de julio podremos hacer una entrada en el blog interno hablando de las celebraciones del Día de la Independencia de los Estados Unidos.

A casi nadie le sorprende ya saber que el cliente demanda personalización en el proceso de compra y hay que tener en cuenta que los empleados no dejan de ser clientes (internos) que buscan lo mismo. Son los pequeños detalles los que marcan la diferencia, ¿o no? 

No te pierdas ninguna nueva entrada. ¡Suscríbete!

Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.
Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.

Este Sitio Web utiliza cookies de terceros con la finalidad de realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para cambiar tus preferencias o ampliar la información, puede acceder a nuestra Política de Cookies