Kobalt

Content without borders

Á
in

El inminente crecimiento del e-commerce: nuevos retos para la traducción y la localización

30-07-2019

Actualmente hay casi 4,4 mil millones de usuarios en Internet que se conectan desde fuera de España. ¿Vas a perder 4,4 mil millones de oportunidades?

El mundo que conocemos está cambiando hacia una uniformidad económica, legal y cultural debido a la globalización, pero los diferentes rasgos culturales propios de cada región, como la forma de comerciar, no han desaparecido.

Por ejemplo, la gran mayoría de los clientes minoristas en Internet no hablan inglés o prefieren comprar en su propio idioma. Según un reciente informe de Forrester:

  • Sólo dentro de la Unión Europea hay 24 idiomas reconocidos. En Europa, el 42% de los usuarios online dice que nunca compran en línea en un idioma que no sea el suyo. Incluso en los Países Bajos, donde el aprendizaje del inglés es obligatorio en las escuelas, el 50% de los adultos que han comprado en línea en los últimos tres meses están de acuerdo en que solo compran en sitios web en holandés.
  • En Canadá, considerado el primer paso de las marcas estadounidenses hacia la internacionalización, el 34% de los compradores online piensa que un sitio web escrito en francés es importante para realizar su compra. En Quebec, este número casi se duplica: 64%.
  • En algunos de los mercados minoristas online con mayor crecimiento, como China y Brasil, el e-commerce ahora está atrayendo a un grupo demográfico más amplio de compradores, muchos de los cuales no dominan el inglés. De hecho, el 95% de los consumidores en línea de China indicaron un mayor nivel de comodidad con los sitios web en su propio idioma.
  • Para el 56% de los consumidores, la posibilidad de obtener la información en su propio idioma es más importante que el precio. Eso es básicamente un Call to Action: ¡traduce y aumentarás tus ventas!

Las diferencias culturales no solo incluyen idiomas, sino muchas otras cosas. Por ejemplo, el tono (una carta formal a un cliente alemán no tendrá nada que ver con la comunicación informal con los clientes de habla inglesa), en el manejo de los datos personales y los pagos en línea (es importante brindar todo tipo de seguridad a los hispanohablantes mientras que los ciudadanos británicos no le dan tanta importancia y los alemanes van a querer siempre una factura) y las paletas de colores.

Eso es curioso, pero el uso de uno u otro color puede aumentar o disminuir tus ventas de forma instantánea. Por ejemplo, el negro es típicamente considerado como un color aciago y no confiable en las culturas occidentales, mientras que los chinos lo ven como un signo de poder, alta calidad y lujo. O el blanco que significa pureza y ligereza en occidente, mientras que para los japoneses es símbolo de muerte y luto.

Los hábitos y el estilo de vida tienen un gran efecto en el contenido en general y en los glosarios en particular. Según una breve investigación sobre patrones de consumo los escandinavos compran con gusto artículos caros pero orgánicos y respetuosos con el medio ambiente, siguiendo el principio de sostenibilidad. Así que asegúrate de incluir esas palabras clave en la descripción del producto.

Las diferencias culturales están presentes incluso cuando los clientes hablan el mismo idioma. El inglés en sí no es un idioma uniforme y tiene muchas diferencias en el vocabulario y la ortografía. Por ejemplo, si buscas un par de "trousers” (pantalones) (versión británica) en línea, es probable que un estadounidense use la palabra "pants". Y las palabras “color” y “jewelry” (color y joyería) (US) en otros lugares están escritas como “colour” y “jewellery“ (UK).

La capacidad de una marca para comunicarse efectivamente con audiencias globales va de la mano con su éxito en la monetización de nuevos mercados.

Al reducir las barreras lingüísticas y culturales, una empresa puede ayudar a sus clientes a sentirse incluidos y más cómodos (además de poder entender el tono y la visión de marca). La comunicación en el idioma local ha pasado de considerarse secundario (el llamado language afterthought syndrome) a ser uno de los requisitos fundamentales para ofrecer un producto o servicio en el mercado.

Entonces, ¿por qué volverse internacional si es tan complicado? ¿Por qué no seguir creciendo dentro de las fronteras de tu propio país?

Aquí hay algunos datos sobre la explosión del e-commerce internacional:

  • Estados Unidos es el principal destino para los compradores online fuera de sus fronteras, seguido por China, el Reino Unido y Alemania.
  • Se espera que para el 2020 más de 900 millones de consumidores (que es el 45% de todos los compradores online) adquieran productos a nivel internacional.
  • El 48% de las compras internacionales se realizarán en la región de Asia y el Pacífico, con China ocupando el primer lugar de la lista.
  • LATAM crecerá más rápido en compras internacionales en línea con más del 40% anual.

Según Internet World Stats, actualmente hay 4400 millones de usuarios activos en Internet en el mundo, el 99% de los cuales se conectan desde fuera de España. ¿Vas a perder 4400 millones de oportunidades? Si no es así, aquí hay un consejo: la lista de los 10 idiomas principales para el e-commerce global:

  1. Inglés
  2. Chino
  3. Japonés
  4. Alemán
  5. Francés
  6. Coreano
  7. Portugués
  8. Ruso
  9. Hindi
  10. Árabe

No te pierdas ninguna nueva entrada. ¡Suscríbete!

Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.
Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.

Este Sitio Web utiliza cookies de terceros con la finalidad de realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para cambiar tus preferencias o ampliar la información, puede acceder a nuestra Política de Cookies