Myriam Garcia

Directora de Producción

Á
in

Nuevos perfiles en las empresas de traducción: el papel del post editor

07-05-2018

Con la implantación de la traducción automática, veremos aparecer nuevos perfiles profesionales en las empresas de traducción y uno de ellos es el post-editor.

La traducción siempre ha sido un ámbito en el cual las nuevas tecnologías han estado muy presentes y las empresas de traducción hemos jugado un papel muy importante. Lejos han quedado los tiempos en los cuales los traductores trabajaban rodeados de diccionarios en papel (que aún hoy en día son muy útiles para algunos) o cuando se recibían los encargos por fax. El uso de internet supuso un claro avance y una gran mejora en cuanto a los flujos de trabajo y a la manera de desempeñar la ardua tarea de trasladar un mensaje a otra lengua. Posteriormente, el uso de herramientas de traducción asistida, conocidas como herramientas TAO o CAT tools en inglés, también hicieron posible que tanto traductores como gestores de proyectos en las empresas de traducción pudiesen incorporar memorias de traducción a los diferentes proyectos, junto a bases terminológicas que facilitan la realización de los proyectos y permiten garantizar la calidad, la consistencia entre proyectos y reducir costes.

Si bien es cierto que hay quien es escéptico a los cambios, sin duda alguna desde hace ya algún tiempo las empresas de traducción sabemos que este desarrollo y el camino que está tomando la traducción es imparable y que debemos adaptarnos lo antes posible para poder aprovecharnos de todas las ventajas que estas nuevas herramientas nos aportan.

 La traducción automática permite la aparición de un nuevo perfil profesional: el post-editor

El último avance tecnológico que se ha venido desarrollando en los últimos años no es otro que la traducción automática. En uno de nuestros post anteriores, comentábamos los cambios que vamos a experimentar en esta industria en los próximos años y no cabe ninguna duda que la traducción automática se lleva el primer puesto. En el caso concreto de la traducción automática, este avance permite la aparición de un nuevo perfil profesional conocido como el post-editor, que se encarga de revisar y de ajustar la traducción realizada por la herramienta para corregir errores y darle ese toque humano que necesita y que parece que hasta la fecha  la traducción automática no es capaz de aportar (pese a que este aspecto es un tema a discutir con la llegada de la Neural Machine Translation, pero me temo que esto da para otro post). Además, el profesional que se encarga de esta tarea debe conocer de primera mano cómo funciona un motor de traducción automática, cuáles son los errores más comunes que comete en su combinación lingüística y las estrategias que le permitan obtener un resultado lo más óptimo posible. Además de estos conocimientos y como en cualquier proyecto de traducción debe asegurarse de que el texto final sigue la guía de estilo y el glosario del cliente.

Por lo tanto, podemos afirmar que la llegada, o quizá deberíamos decir la consolidación, de la traducción automática no se trata de una amenaza para traductores, y empresas de traducción, si no que más bien abre un nuevo abanico de oportunidades.

No te pierdas ninguna nueva entrada. ¡Suscríbete!

Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.
Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.

Este Sitio Web utiliza cookies de terceros con la finalidad de realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para cambiar tus preferencias o ampliar la información, puede acceder a nuestra Política de Cookies