Ricard Sierra

General Manager

Á
in

Traducción para e-commerce, ¿qué debo tener en cuenta?

05-05-2020

Si hay algo en lo que todos estamos de acuerdo en estos tiempos, es que el e-commerce va a ser la nueva estrella en el mundo de los negocios y que esa tendencia se mantendrá en un mundo post #Covid-19.

En Kobalt, estamos viendo cómo los “pure players” están más activos que nunca realizando numerosas campañas y promociones a nivel nacional e internacional para aprovechar este tirón e incluso se están estudiando proyectos para reforzar su presencia internacional.

Las empresas que mejor están aprovechando este nuevo paradigma son aquellas que estaban mejor posicionadas antes de la crisis y que habían invertido en su presencia internacional. Los que incluyeron una estrategia de contenidos y SEO en sus planes en los últimos tiempos, están ahora mucho mejor posicionados para competir de tú a tú con las empresas locales de cada mercado.

Sabemos que Google da prioridad al contenido original en sus resultados de búsqueda, por lo que los que invirtieron en localizar adecuadamente su contenido le han ganado la partida a los que optaron por traducir con un plugin o recurrieron a la traducción automática. Lo mismo va para los que pensaron que con la web en inglés podrían cubrir todos los mercados. Google siempre va a mostrar primero los resultados que sean más útiles y siempre en el idioma local.

Pero esto no significa que debamos traducir a todos los idiomas posibles y que debamos tratar todo el contenido de la misma manera. Es esencial desarrollar una estrategia de localización que nos permita optimizar nuestro presupuesto e invertir de una manera inteligente.

Por un lado, debemos plantearnos cuáles son los mercados estratégicos para nosotros para poner el foco en los países en los que podemos obtener un mayor ROI. Para ello, es importante conocer el tamaño de ese mercado, la penetración de las compras por internet y cuáles son los competidores a los que nos enfrentamos.

Por otro lado, debemos tener una estrategia de contenidos muy clara y establecer prioridades para la traducción de los mismos en función de su importancia en nuestro e-commerce. No será nunca lo mismo el texto de una landing que el contenido generado por el usuario. Tener un criterio bien definido que sustente nuestra estrategia, nos va a permitir optimizar todo el proceso de traducción y localización.

La planificación de todo el proceso desde el inicio nos va a ahorrar muchos inconvenientes y problemas a lo largo del mismo. Siempre insistimos a nuestros clientes que nos incluyan en la fase más temprana posible del proyecto para establecer conjuntamente los criterios que vamos a seguir. Gran parte del éxito de un proyecto de localización a uno o varios idiomas radica en la creación del contenido original. Siguiendo unas pautas nos aseguraremos de que ese contenido se va a poder traducir siempre sin problema. Lamentablemente, no son pocos los que contactan a su agencia de traducción cuando ya tienen el contenido original acabado y, en muchas ocasiones, se tomaron decisiones en las primeras etapas que pueden ser complicadas de solucionar para otros idiomas o mercados.

El e-commerce va a tener cada vez un protagonismo más grande y podemos aprender muchas cosas de las empresas que están triunfando con su estrategia internacional.

No te pierdas ninguna nueva entrada. ¡Suscríbete!

Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.
Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.

Este Sitio Web utiliza cookies de terceros con la finalidad de realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para cambiar tus preferencias o ampliar la información, puede acceder a nuestra Política de Cookies