7 CLAVES PARA TRADUCIR CON ÉXITO TUS CAMPAÑAS DE MÁRKETING

7 CLAVES PARA TRADUCIR CON ÉXITO TUS CAMPAÑAS DE MÁRKETING

Hoy en día el contenido es el rey de internet y los departamentos de márketing de muchas empresas no dudan en lanzar todo tipo de contenidos para promocionar sus productos y servicios: desde páginas web a vídeos, pasando por publicaciones en redes sociales, e-books, etc. El coste relativamente bajo de la producción digital, anima cada vez a más empresas a publicar más contenido.

Pero las cosas empiezan a complicarse cuando queremos lanzar simultáneamente contenidos en distintos idiomas. Ahora ya no basta con tener el contenido listo en una sola lengua, sino que tendremos que traducir y adaptar esos contenidos para cada uno de los mercados en los que queramos lanzarlos. La traducción y la localización tienen que estar presentes en el plan de márketing desde un principio y no puede ser algo que se hace a posteriori.

Os contamos algunas de las claves para lanzar ese contenido a nivel mundial de una manera ágil y efectiva.

1. PLANIFICA

La planificación es vital a la hora de lanzar una campaña multilingüe en en distintos canales y mercados. Es precisamente en este punto cuando deberías contactar con tu empresa de traducción y localización para exponerle los planes de tu empresa y contar con su experiencia en la traducción y adaptación de contenidos a distintos idiomas.

Una planificación adecuada nos ayudará a crear contenidos que estén preparados para la internacionalización y eso puede suponer ya de por sí un ahorro importante en los costes de todo el proceso. A través de una estrategia adecuada, podemos preparar nuestro contenido para que sea apto para el consumo en distintos mercados.

Del mismo modo, han sido muchas las empresas que han desarrollado una campaña en torno a una idea para después comprobar que el concepto en el que está basada no se puede adaptar o traducir a otros países.

Es por todo ello que contar con proveedor de traducción y localización en esta fase inicial nos puede ahorrar varios y costosos disgustos más avanzados en el proceso.

2. PRIORIZA EL CONTENIDO A TRADUCIR

Casi sin darnos cuenta, vamos generando una gran cantidad de contenido de la que apenas somos conscientes. Son muchas las empresas que se sorprenden de la cantidad de contenido que han generado y no son conscientes de ello hasta que ha llegado el momento de traducirlo todo.

Es importante meditar sobre la necesidad de traducir todo el contenido. Es muy probable que podamos optar por una versión más reducida o “versión internacional” del contenido descartando las partes que quizá menos importancia tengan de cara a un cliente internacional.

Pero también tenemos que abordar la traducción del contenido de una manera inteligente y aprovechando todas las herramientas y la tecnología que tenemos a nuestro alcance. La experiencia nos dice que las empresas suelen enviar contenidos a traducir y se implican poco en decidir qué tipo de traducción necesitan para cada cosa. Una vez más, lo mejor es comentar el proyecto con tu empresa de traducción para que te ayude a priorizar el contenido en función de su relevancia y aplicar distintas estrategias de traducción y localización según el mismo. Por ejemplo, podemos trabajar con un equipo especializado en la traducción creativa o transcreación para el contenido más creativo o central de nuestra web y crear un proceso de traducción automática para los comentarios que nuestros clientes hacen sobre nuestros productos.

Aquí también el ahorro de costes puede ser muy sustancial si sabemos priorizar y categorizar el contenido a traducir

3. CENTRALIZA EL PROCESO

En más de una ocasión, un cliente nos ha comentado que «en tal país hacen las cosas como quieren» al ver cómo las oficinas locales han adaptado los contenidos de la marca a su voluntad. Trabajar con una empresa de traducción nos ayudará a mantener el tono y la uniformidad de todos los materiales y contenidos y, al mismo tiempo, adaptarlos a los gustos de cada mercado.

Esta parte del proceso es importante para mantener en todo momento el control que se hace de la marca y los contenidos que generamos y para asegurarnos que la idea inicial no se va diluyendo. 

4. AYÚDAME A AYUDARTE

Lo decía Jerry McGuire y no le faltaba razón: a veces tenemos que dejar que nos ayuden. Para una empresa de traducción como la nuestra, eso significa varias cosas al mismo tiempo.

Por una parte, nos es muy útil que nos cuenten de qué va el proyecto, qué se pretende, a quién va dirigido, dónde se va a mostrar, etc. Ese pequeño briefing ayuda a poner a todo el mundo con los mismo objetivos o, como dicen en inglés “on the same page”.

Por otra parte, es importante que el contenido original esté ya aprobado y prácticamente en su versión final, para evitar las revisiones continuas y el control de versiones que encarece el proceso de traducción. Son muchos los clientes que quieren empezar a traducir cuanto antes sin saber que a veces lo más rápido es esperar un par de días a tener una versión más avanzada.

Por último, tenemos que entregar el material en un formato que se pueda integrar fácilmente en el flujo de trabajo del proveedor de traducción. Podemos trabajar con casi un centenar de formatos digitales por lo que vas a recibir las distintas versiones en los diferentes idiomas en el mismo formato, pero consulta con tu empresa de traducción cómo prefiere trabajar. Y no olvides que el contexto es importante. Esta misma semana hemos localizado un ecommerce de una empresa multinacional de joyería a distintos idiomas y el proceso ha sido rápido y eficaz, pero lo ha sido mucho más cuando el cliente nos ha dado material de referencia sobre los distintos artículos. A veces, algunos productos que tienen un nombre en español, pueden tener distintos nombres en otros idiomas dependiendo de infinidad de factores. Disponer de material de apoyo para tu equipo de traductores nativos, siempre ayuda.

5. LA TECNOLOGÍA ES NUESTRA AMIGA

Sabemos que cuando uno piensa en una empresa de traducción no piensa en ella como una empresa tecnológica, pero lo cierto es que las mejores empresas de traducción utilizamos herramientas tecnológicas sofisticadas que nos permiten agilizar procesos, reducir costes y plazos. Gracias a la tecnología y la inteligencia artificial podemos optimizar flujos de trabajo y automatizar tareas que hasta hace no mucho tiempo aumentaban el coste del proceso y alargaban los plazos.

6. ESTABLECE UN PROCESO DE REVISIÓN Y VALIDACIÓN

Gran parte de los proyectos de traducción se estancan en la que debería ser la última fase del proceso: la fase de revisión y validación. La tarea que a priori debería ser sencilla si se han tenido en cuenta todos los consejos anteriores se eterniza cuando contamos con las oficinas locales para revisar y validar el contenido traducido. Y es algo lógico ya que los trabajadores de las oficinas locales ya tienen su trabajo habitual y, normalmente, van bastante saturados, por lo que revisar 20.000 palabras de texto es algo que se hace a ratos muertos y que no se acaba nunca.

Contar con un equipo de revisores nativos que trabajen codo con codo con los traductores nativos agiliza mucho este proceso ya que pueden trabajar en paralelo. Además, gracias a los procesos que utilizamos en Kobalt, el traductor puede ir teniendo en cuenta los comentarios del revisor a medida que sigue traduciendo, por lo que ganamos en eficiencia y calidad.

En el caso de que se quiera contar con las oficinas locales para el proceso de revisión, es importante que sea personal acostumbrado a trabajar en proyectos lingüísticos y que tengan claro qué es y qué no es lo que hay que revisar para optimizar al máximo los plazos.

7. FEEDBACK

Las mejores empresas de traducción incorporamos el feedback a todo el proceso de traducción. De esta manera, podemos ir mejorando la calidad de las futuras traducciones y así establecer nuevos criterios para los siguientes proyectos. En Kobalt utilizamos distintas métricas para evaluar distintas fases del proyecto dentro de nuestro esfuerzo de mejora continua. El feedback del cliente se incorpora al proceso de valoración y sirve para mejorar aún más futuras colaboraciones.

Estamos convencidos que siguiendo estos consejos, ¡vuestra próxima campaña internacional será todo un éxito!

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información Acepto