CONSEJOS PARA TRADUCIR CON POCO PRESUPUESTO

CONSEJOS PARA TRADUCIR CON POCO PRESUPUESTO

Poco presupuesto para hacer muchas cosas. Todos lo sabemos. Es una situación común en muchas empresas que ven como sus presupuestos son cada vez más ajustados y sin embargo sus objetivos son cada vez más ambiciosos. Todo ello suele poner en apuros al departamento que tiene que estirar al máximo el presupuesto que suele trasladar esa presión sobre los costes también a las agencias y colaboradores externos.

En lo relativo a la traducción hay algunas estrategias que podemos poner en práctica para estirar un poco más nuestro presupuesto o para traducir más con menos dinero. Según nuestra experiencia estas son algunas de las medidas que podemos tomar cuando iniciamos un proyecto de traducción.

DEDICA UN TIEMPO A PLANIFICAR

Parece obvio, pero son muchas las empresas que se lanzan a traducir contenidos sin haberse tomado un tiempo para pensar y planificar el proyecto de traducción en sí. Una buena planificación de todo el proyecto evitará que cometamos errores y optimizará plazos y procesos. Nadie quiere volver a traducir algo porque se envió a la empresa de traducción antes de tenerlo acabado. También es una mala inversión de tiempo y dinero traducir contenidos que luego no aplican o no se van a aprovechar.

Nosotros aconsejamos siempre implicar a la empresa de traducción en este proceso de planificación estratégica. Nuestros clientes consultan con nosotros sus proyectos para que les ayudemos a planificar la localización y traducción de los contenidos. Con 20 años de experiencia y muchos proyectos a nuestras espaldas, sabemos detectar a tiempo posibles problemas y qué alternativas tenemos para que la fase de traducción acabe en el término previsto y dentro del presupuesto.

Además, esa información en la fase inicial del proyecto servirá para informar a tu equipo de traducción sobre las características del proyecto, público al que va destinado, objetivos del proyecto, etc. Todo esto ayudará a afinar todavía más el resultado final en todos los idiomas cuando llegue el momento de ponerse a traducir.

PIENSA DE MANERA INTERNACIONAL

Si hemos hecho bien nuestro trabajo en la fase anterior, habremos llegado a la conclusión de que tenemos que adoptar una estrategia internacional desde un principio. Con ello evitaremos tener que volver a la casilla de salida cuando nos encontremos con un problema difícil de resolver por no haber tenido en cuenta algunas cuestiones básicas.

Debemos evitar caer en localismos y en referencias que sean imposibles de trasladar a otras culturas o países. Por ejemplo, es obvio que si creamos contenidos o campañas llenos de referentes taurinos, será muy complicado adaptarlos a otros países. Complicado y caro, claro. De la misma manera, podemos ahorrar adoptando un diseño internacional que tenga en cuenta diferentes longitudes de titulares y textos para acomodar los idiomas que necesitan más espacio.

USA GRÁFICOS E IMÁGENES

«Una imagen vale más que mil palabras.» Y también es mucho más barata que traducir mil palabras. Si hacemos un buen uso de imágenes y gráficos podemos ahorrar en costes de traducción comunicando a través de las imágenes. ¿Parece complicado? Pues en IKEA son unos maestros en esto.

IKEA Instructions


Sí, a veces nosotros también nos hemos rascado la cabeza para acabar de entender algún dibujito. Pero lo que es innegable es que estos gráficos comunican bien en cualquier idioma y no hay que traducirlos.

Eso sí, no incrustes texto en las imágenes porque eso encarece el proyecto ya que habrá que editar todas las imágenes en todos los idiomas. Tenlo en cuenta.

TRADUCE SOLO LO NECESARIO

Otra obviedad es traducir solo aquello que es necesario. En nuestro idioma nos dejamos llevar muchas veces y creamos mucho contenido por varias razones. En primer lugar, es posible que nuestro mercado local quiera saber más cosas de nosotros o que seamos nosotros los que queremos que nuestro cliente local sepa más cosas de nuestra empresa, como nuestra historia, origen o quiénes son los miembros de nuestro consejo de administración. Pero es muy posible que toda esa información sea irrelevante en otros mercados o que, y no sería la primera vez que nos pasa, directamente no sea aplicable a otros países.

De nuevo, cuenta con tu empresa de traducción para que te ayude a valorar el material a traducir y decidid conjuntamente si es necesario traducirlo todo.

ACABA UNA ETAPA ANTES DE EMPEZAR OTRA

Como puedes comprobar, hasta ahora no hemos gastado todavía ni un solo euro en traducción y hemos ahorrado algo/bastante dinero en la traducción de nuestro proyecto. Pensarás que ahora que ya hemos planificado de manera estratégica, pensado de manera internacional, hemos usado imágenes y hemos descartado traducir algunas partes que no tenían sentido para otros mercados, ya podemos enviar los textos a la empresa de traducción, ¿verdad?

Pues no. Todavía no si queremos aprovechar al máximo nuestro presupuesto y no malgastar nada. ¿Y ahora qué pasa?, estarás pensando.

Es importante tener finalizado el texto original, con el visto bueno y la aprobación de todos los implicados. No olvides que los cambios y modificaciones sobre la marcha del texto original van a suponer un incremento del presupuesto. Lógicamente, todos somos flexibles y sabemos que hay cosas que escapan a nuestro control o que se decide cambiar cosas en fases muy avanzadas del proyecto, pero cuantos menos cambios y modificaciones haya, mejor para todos.

FACILITA NUESTRO TRABAJO

En muchas ocasiones nos llega un cliente que nos pide la traducción de su página web y nos da la URL de la página para empezar a traducir. Nuestra respuesta siempre suele ser la misma: necesitamos los archivos de la página, el contenido descargado o acceso a la misma para poder trabajar. Copiar y pegar texto desde una web no es una opción. Y lo mismo vale para los archivos en PDF.

Facilita a tu empresa de traducción el contenido de la página web o el material a traducir en archivos editables para que pueda incorporarlo a sus herramientas de traducción. Con ello lograrás que tu proyecto gane en rapidez y en calidad a la vez que será más barato. El uso de herramientas de traducción asistida supone un ahorro importante de costes.

¡Estamos convencidos que estos consejos te ayudarán a aprovechar al máximo tu presupuesto la próxima vez que tengas que traducir contenidos!

Related Posts

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información Acepto