Guía práctica de estrategia en redes sociales

Guía práctica de estrategia en redes sociales

Seguramente, cualquier empresa que lleve ya un tiempo establecida habrá visto la necesidad de ponerse al día por cortesía de la cada vez más presente era digital. El SXXI está llamando a la puerta de todo el mundo, nos guste o no, y puede que una de las llamadas más contundentes sea la del mundo de las redes sociales.

Lo que empezó como una plataforma para mantener el contacto con familiares y amigos, o para compartir fotos de gatitos los domingos por la tarde, se ha transformado rápidamente en un espacio en el que todos, desde las empresa más pequeñas a las grandes multinacionales, están abriendo sus tiendas en este gran centro comercial del futuro. Pero hay un pequeño detalle que no podemos dejar pasar: no es el futuro, es el presente.

¿Verdad que ahora parece que llaman más fuerte a nuestra puerta?

¿Y qué pasa con las empresas que no tienen una presencia física en las calles? Son innumerables los negocios que han tenido un papel integral en nuestra sociedad sin apenas visibilidad de cara al público los que ahora, de repente, se han encontrado con la posibilidad de disputarle visibilidad a las cadenas de retail más establecidas. En este nuevo mundo comercial, una empresa de traducción puede ubicarse junto a una floristería. La única diferencia será que sus productos no lucirán igual que un bonito ramo de flores.

En 2017, Facebook tenía más de mil millones de usuarios que entraron al menos una vez al mes. Según el catálogo Ethnologue, que es uno de los mejores recursos lingüísticos, hay actualmente 7.097 lenguas vivas conocidas. Y como todos tenemos la necesidad de entendernos, es fácil ver por qué las redes sociales tienen un gran potencial para una buena empresa de traducción.

Entonces, ¿por dónde empezamos? ¿Qué red social elegimos? ¿Podemos hacerlas todas? ¿Cómo funciona todo esto en realidad?

Social Media Marketing Strategy

Estrategia de márketing en redes sociales

Aunque cada empresa que se ha aventurado en el mundo de las redes sociales ha tenido que afrontar desafíos distintos, hay una serie de reglas básicas que nos permitirán empezar con buen pie.

Ser constante. Incorporar las redes sociales en las operaciones diarias de un negocio no es una tarea fácil, sobre todo si no hay nadie en nómina encargado de ello. Pero dejar que caigan en el olvido pueden convertir un perfil en una red social en una ciudad fantasma en la que la gente se pregunta si todavía estás en activo. Si alguien estaba buscando tus servicios, seguramente se irá con alguien de la competencia.

Las actualizaciones regulares son obligatorias. Y todo cuenta, desde las actualizaciones cortas, simpáticas y directas al grano, hasta los artículos más profundos sobre algún tema de nuestra especialidad. Así demostramos que estamos aquí y que sabemos de lo que hablamos.

Una imagen vale más que mil palabras. Aunque parezca raro que una empresa que precisamente vive de las palabras diga esto, lo cierto es que el contenido audiovisual tiene una importancia enorme en las redes sociales. La mayoría de los usuarios ojean rápidamente los contenidos y limitan sus interacciones a aquello que les llama la atención. Y, lamentablemente, el texto no suele ser una de esas cosas.

Hay dos soluciones para esto: publicar mensajes cortos y llenos de sentido y crear un perfil digno de la mejor de las empresas… lo que nos lleva directamente al siguiente punto.

Un perfil digno de la mejor de las empresas. Y este punto es extremadamente importante. Si la muerte y los impuestos son las únicas dos cosas seguras en la vida, hay otra cosa segura en los negocios: la calidad vende. Que los clientes perciban que están entrando en la mejor oficina del mundo cada vez que vean tu perfil. Forma parte de la condición humana asociar una buena imagen a un buen producto y es por una buena razón que todas las empresas cuidan su imagen de marca. O dicho de otra manera, las empresas que cuidan su imagen de marca son las que realmente triunfan.

Aunque todos adoramos la tipografía comic sans de una manera maravillosamente irónica, invertir en una identidad corporativa bien diseñada es clave para atraer la atención de la gente en línea. No podemos escatimar recursos en lo que será la tarjeta de presentación más importante de nuestra empresa.

Es mejor llevar bien una red social que muchas mal. Aquí tenemos que evaluar el tiempo que podemos dedicarle a las redes sociales. Normalmente es mejor elegir una red y ser muy activos, que vernos sobrepasados por tener que sacar adelante una infinidad de redes sociales. La clave es aprender todos los trucos y secretos de las redes que elijamos y gradualmente ir descubriendo nuevas maneras de alcanzar nuestros objetivos.

Estamos convencidos que con estos consejos básicos podemos establecer las bases para una presencia en redes sociales digna. Tal vez la idea de construir nuestra presencia en redes sociales pueda parecer un obstáculo insalvable al principio, pero hay miles de recursos en internet que nos pueden ayudar a construir la presencia digital de nuestra empresa en el futuro. ¿O deberíamos decir en el presente? ;)

 

Related Posts

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información Acepto