Traducción asistida por ordenador

Utilizamos programas de traducción asistida por ordenador y bases de datos terminológicas que permiten reducir plazos y costes

Sácale el máximo partido a nuestro proceso de producción que cuenta con potentes programas de traducción asistida por ordenador (CAT tools), bases de datos terminológicas y herramientas de control de calidad, que te permitirán aprovechar textos ya traducidos, reduciendo plazos y costes, a la vez que aumenta la consistencia y la coherencia.

¿Qué es una memoria de traducción?

Una memoria de traducción es una base de datos en la que se almacenan todas las traducciones que se han realizado para un determinado cliente. De esta manera, tenemos a nuestra disposición todos los contenidos previamente traducidos y podemos recuperarlos y aprovecharlos cuando generamos contenido nuevo si este ya se había traducido. Es muy habitual que en un texto, como una nueva web o una memoria anual, se aproveche parte del contenido que ya estaba redactado anteriormente. Gracias a las herramientas de traducción asistida, podemos acceder a la memoria de traducción y aprovechar ese contenido que ya estaba traducido.

Con ello logramos varias cosas, como la reducción de costes, la optimización del proceso, la reducción de plazos de entrega y el aumento de la calidad y la coherencia del nuevo texto con respecto a los contenidos anteriores.

Bases terminológicas

En muchas ocasiones, elegir el término ideal para describir un producto o servicio no es una tarea sencilla. Tenemos en cuenta lo que nos transmite, las connotaciones que pueda tener e incluso el tráfico SEO que pueda generar determinada palabra clave o keyword. A medida que vamos trabajando con más y más idiomas, la complejidad de gestionar esos términos va en aumento.

Es por eso que en Kobalt gestionamos la terminología preferida del cliente en los distintos idiomas en los que trabajamos. Con la creación de glosarios y bases terminológicas, aseguramos que se utilizan siempre los términos adecuados y se mantiene la coherencia a lo largo del tiempo. Incluso se pueden indicar unos “términos prohibidos” para asegurar que no se usan bajo ningún concepto. Por ejemplo, podemos indicar que el término “económico” es aceptable, pero no así “barato”.

Como empresa de traducción con experiencia en la gestión de bases de terminología sabemos que a medida que tu empresa se expande internacionalmente, la importancia de gestionar estos activos lingüísticos es cada vez mayor para garantizar que la marca se comunica siempre de la misma manera y mantiene el tono en todos los canales y en todos los países.

Control de calidad

En todos nuestros proyectos se lleva a cabo una fase de control de calidad o QA con distintas herramientas que permiten detectar discrepancias y errores a lo largo del texto, como por ejemplo omisión de texto, errores en cifras como formatos, diferencias numéricas, inconsistencias en los segmentos repetidos y un largo etcétera.



Language is power

Comience ahora a operar con éxito en 93 países.

Más info
text cookies Leer más Acepto