Más velocidad

Entre 2 y 6 horas es lo que tardaban en poner en marcha una traducción. Ahora el proceso empieza en el momento en que hacen “clic”. Esta agilidad es crítica cuando el flujo de actualizaciones es constante.

Este Sitio Web utiliza cookies de terceros con la finalidad de realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para cambiar tus preferencias o ampliar la información, puede acceder a nuestra Política de Cookies