Ricard Sierra

General Manager

Á
in

La mala traducción condena al cine indio

20-07-2018

Si el cine en la india es una industria mayor que la de Hollywood, ¿cómo es posible que no tenga una repercusión más grande a nivel mundial?

La gran mayoría de occidentales vemos el cine indio como una anécdota, una singularidad exótica que casi siempre va ligada a colores chillones y coreografías imposibles. Y es que la penetración del cine del subcontinente asiático en las pantallas occidentales es prácticamente nula.

No solo es una cultura y una manera de entender la vida y, por tanto el cine, alejada de la nuestra, sino que además consideramos la industria del cine indio como poco madura e incapaz de generar taquillazos a nivel mundial.

La mayor industria cinematrográfica a nivel mundial

Lo que quizá pocos sepan, es que en realidad Bollywood es el lugar donde más películas se ruedan en el mundo. Pero no solo eso, sino que el cincuenta por ciento de todas las entradas vendidas a nivel mundial, corresponden a la India.

¡La mitad de las entradas de cine a nivel mundial se venden en la India!

Entonces, ¿cómo es posible que el cine indio no tenga una repercusión más grande a nivel mundial? Por un lado, es cierto que las tramas y la estética distan bastante de lo que nuestros ojos occidentales están acostumbrados a ver. Pero se podría decir lo mismo del cine chino, japonés o coreano y sin embargo, las películas de estos países gozan del favor de los críticos de cine y compiten en igualdad de condiciones con los largometrajes de cualquier otro país en cualquier festival.

El malo de la película es la traducción

La respuesta estaría más bien en la mala calidad de los subtítulos del cine indio en general. No podemos olvidar que la traducción de los subtítulos juega un papel fundamental en la acogida, buena o mala, que pueda tener una película.

Los que venimos del mundo de la traducción audiovisual, siempre hemos dicho que una buena traducción no hará que una película mala sea un éxito, pero una los errores de traducción pueden arruinar una buena película.

Los subtítulos de las películas indias caen en manos de traductores no profesionales. Al descuidar y no darle la importancia que se merecen, las opciones de que una película india triunfe en Cannes o en cualquier otro festival, son prácticamente nulas. Basta una mala traducción en un momento crucial de una película para que el público desconecte de la misma.

Y no solo eso, sino que las malas traducciones de los subtítulos hacen que el cine indio sea difícil de vender en los festivales internacionales donde acuden las distribuidoras a comprar los derechos de esas películas.

Además, las cifras de taquilla demuestran que las películas con subtítulos realizados por profesionales consiguen una mayor recaudación y mejores críticas por parte de la prensa especializada. Por lo tanto, parece obvio que la inversión en una traducción profesional tiene un retorno muy rápido tanto en la taquilla como en las ventas internacionales.

No te pierdas ninguna nueva entrada. ¡Suscríbete!

Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.
Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.

Este Sitio Web utiliza cookies de terceros con la finalidad de realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para cambiar tus preferencias o ampliar la información, puede acceder a nuestra Política de Cookies