Susana Santos

Traductora nativa de portugués PT

Á
in

Navidad en Portugal: receta de Bolo-Rei

11-12-2020

El Bolo-Rei (Bizcocho-Rey) se come habitualmente entre el 25 de diciembre y el 6 de enero. Conócelo mejor y aprende la receta del roscón de reyes portugués tradicional.

¿Quién no ha visto nunca un bizcocho redondo con un agujero en el centro, hecho de una masa blanca y blanda, rica en uvas pasas, frutos secos y fruta escarchada? Especialmente entre finales de año y principios del año nuevo, es imposible no cruzarse con porciones de este dulce, ya sea en pastelerías o en supermercados.

Pese a sus muchas variedades, el bolo-rei tradicional sigue teniendo muchos fans y es especialmente para vosotros que hacemos este artículo sobre su historia y receta. ¿Todavía eres de la época en la que en su interior había un haba y una figura?

El origen del bolo-rei es bastante antiguo. 

Al parecer, remonta al tiempo de los romanos. No obstante, fue la Iglesia Católica la que asoció este dulce a las fechas de 25 de diciembre y 6 de enero.

Pero si pensamos en el bolo-rei como lo conocemos actualmente, podemos afirmar que su origen se remonta a la corte de Luis XIV, en Francia, y a sus celebraciones de Año Nuevo y Día de Reyes. ¡Hasta se pueden encontrar cuadros en los que aparece representado el popular Gâteau des Rois!

Bolo-Rei, el equivalente al Roscón de Reyes en Portugal

Durante la Revolución Francesa, el bolo-rei se prohibió. Pero los pasteleros no cumplieron esa norma y decidieron cambiar el nombre al bizcocho, pasando a llamarle Gâteau des Sans-culottes.

La receta portuguesa fue importada del sur de Loire. Se cree que el primer establecimiento portugués que vendió este manjar fue la Confeitaria Nacional, en Lisboa (circa 1870). Su autor, el pastelero Gregório, se inspiró en una receta que Baltazar Castanheiro Júnior trajo de París. 

A partir de ese momento, la receta y la popularidad de este bizcocho se difundieron por todas las pastelerías de la ciudad.

En Oporto, el bolo-rei llegó más tarde, en 1890, por iniciativa de la Confeitaria Cascais, basándose en la receta que Francisco Júlio Cascais trajo de París.

Con ocasión de la Implantación de la República, a 5 de octubre de 1910, el nombre de este dulce se volvió de nuevo un problema. Por este motivo, durante ese período, este mismo bizcocho se siguió preparando y vendiendo, pero con distintos nombres, como: “Ex-bolo-rei” (ex-bizcocho de Reyes), “bolo de Natal” (bizcocho de Navidad), “bolo de Ano Novo” (bizcocho de Año Nuevo), “bolo-presidente” (bizcocho-presidente) o “bolo-Arriaga” (bizcocho-Arriaga).

Coche decorado de Navidad con regalos

Respecto a su simbología, hay quienes ven en el bolo-rei un símbolo de los regalos de los tres Reyes Magos al Niño Jesús por su nacimiento. Asimismo, la corteza significa el oro, la fruta escarchada y los frutos secos representan la mirra y el aroma del bizcocho simboliza el incienso.

DIFERENCIAS CON EL ROSCÓN DE REYES ESPAÑOL

  • La masa es menos blanda y más seca que la del Roscón de Reyes español
  • No existe una versión con relleno de nata, como en España
  • Hay una versión solo con frutos secos para quienes no les gusta la fruta escarchada y se llama bolo-rainha (bizcocho-reina)
  • Ya no se suele poner el haba y la figura en el bolo-rei por cuestiones de seguridad alimentaria (peligro de asfixia)

RECETA DEL BOLO-REI TRADICIONAL

Ahora sí, después de haber conocido toda su historia, su significado y las diferencias con el Roscón de Reyes español os presentamos la receta a través de la cuál podréis viajar a la Navidad portuguesa.

INGREDIENTES

  • 4 Huevos
  • 1 Limón
  • 1 Naranja
  • 750 g de harina de trigo sin levadura
  • 150 g de azúcar blanco
  • 150 g de fruta escarchada
  • 150 g de frutos secos (piñones, nueces, uvas pasas, avellanas y almendras)
  • 150 g de margarina vegetal o mantequilla
  • 30 g de levadura de panadería
  • 1 dl de vino de Oporto
  • 1 cuchara de postre de sal

PREPARACIÓN

Cocina con toques rojos

  1. Pica la fruta escarchada y ponlas a macerar con el vino de Oporto, junto con los frutos secos.
  2. Disuelve la levadura con 1 dl de agua tibia y junta la harina.
  3. Mézclalo y déjalo fermentar durante 15 minutos.
  4. Mezcla la margarina o mantequilla con el azúcar y el raspado del limón y de la naranja.
  5. Añade los huevos uno a uno, batiendo entre cada incorporación. Añade la masa de levadura.
  6. Cuando esté bien ligado, añade la harina que queda tamizada con la sal.
  7. Amasa muy bien hasta que se quede suave y elástica.
  8. Añade la mezcla macerada en vino de Oporto. 
  9. Amasa de nuevo y forma una bola.
  10. Espolvorea con harina y cúbrelo con un paño de cocina. Deja que fermente durante 5 horas.
  11. Cuando la masa esté bien fermentada y tenga el doble de tamaño, amasa y moldea de nuevo en bola, distribuyéndola por un tablero untado.
  12. Haz un agujero en medio de la masa y, si quieres, también puedes introducir el haba y la figura. Deja que fermente durante 1 hora más.
  13. Con la ayuda de un pincel, cubre con la yema de huevo y fruta escarchada entera, turrones de azúcar, piñones enteros, nueces partidas a la mitad etc.
  14. Cuécelo en el horno bien caliente.
  15. Después de cocido, cúbrelo con confitura diluida en agua caliente, con la ayuda de un pincel.

¡Y a disfrutar!

¿Quieres seguir conociendo curiosidades navideñas de diferentes culturas? Sigue nuestro Kalendario de Adviento en Instagram. Y si quieres descubrir más recetas de Navidad, aquí compartimos una típica italiana



No te pierdas ninguna nueva entrada. ¡Suscríbete!

Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.
Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.

Este Sitio Web utiliza cookies de terceros con la finalidad de realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para cambiar tus preferencias o ampliar la información, puede acceder a nuestra Política de Cookies