Sara Valls

Gestora de Proyectos Senior

Á
in

Cómo presupuestar un sitio web de estructura estática

23-04-2018

Nuestros clientes acuden a nosotros como empresa de traducción y nos preguntan a menudo cómo se puede traducir un sitio web y cómo puede valorarse el contenido total del sitio.

Nuestros clientes acuden a nosotros como empresa de traducción y nos preguntan a menudo cómo se puede traducir un sitio web y cómo puede valorarse el contenido total del sitio. Vamos a ver cómo sería un proyecto de este tipo.

Tomemos como ejemplo un cliente que nos pide la traducción de su sitio web a varios idiomas y que se pone en contacto con una de nuestras gestoras de proyectos. Lo primero que hay que hacer es establecer un equipo de trabajo entre el cliente, contando siempre que sea posible con la colaboración de la persona de perfil técnico encargada del mantenimiento del sitio web, los propietarios del contenido o responsables del sitio web y la empresa de traducción para que el resultado sea el adecuado y el cliente esté satisfecho con el trabajo realizado.

Una vez establecido el equipo de trabajo, empezamos la fase de preproducción. En esta primera fase, necesitamos el máximo de información posible por parte del cliente y conocer muy bien el tipo y estructura del sitio web.

Hay muchos tipos de sitios web y cada uno tiene sus peculiaridades que tenemos que tener en cuenta para la gestión y traducción. Si miramos la clasificación de sitios web en base a la estructura destacamos las dinámicas y las estáticas.

Los sitios web estáticos son más sencillos de presupuestar ya que solamente necesitamos todo el contenido del sitio web. El cliente puede pensar que no es necesario enviar a la empresa de traducción aquellos gráficos que no tienen texto o los vídeos que no tienen audio. Pero el material del sitio web es de gran utilidad para que el equipo de traducción contextualice el texto asignado.

En este caso hay que tener en cuenta que siempre es mejor que el cliente envíe el contenido, ya que visitando las diferentes páginas del sitio podemos obviar texto o incluso algunas páginas dentro del propio sitio web. Dicho de otro modo, la opción de copiar y pegar directamente el texto del sitio web en un documento de texto debería considerarse siempre como la última opción.

Hay que acordar con el cliente los cambios que se puedan generar en el texto original. Es decir, si el contenido que se recibe no es el texto definitivo y todavía se está redactando, habrá que ajustar posteriormente la traducción, de la misma manera que se deberá modificar el presupuesto inicial. Con tal de evitar costes innecesarios y sorpresas al cliente, es mejor trabajar con los textos definitivos, siempre y cuando sea posible.

Una vez tengamos todo el material simplemente será cuestión de crear e importar los archivos en la herramienta de traducción asistida y hacer los ajustes necesarios de filtros y tipo de archivos para que el equipo de traductores se ponga manos a la obra.

No te pierdas ninguna nueva entrada. ¡Suscríbete!

Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.
Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.

Este Sitio Web utiliza cookies de terceros con la finalidad de realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para cambiar tus preferencias o ampliar la información, puede acceder a nuestra Política de Cookies