Cookies en esta web

Esta página web utiliza cookies de terceros para el análisis de visitas y comportamiento de usuarios. Puedes aceptar o rechazar las cookies de tu navegador con las siguientes opciones:

Almudena Castro

Creadora de contenido

Á
in

Estrategia de comunicación inclusiva: sexo, género e identidad de género (IV)

02-06-2021

Cuarto artículo de la serie sobre comunicación inclusiva. Hoy explicaremos la diferencia entre sexo, género e identidad de género, y haremos una introducción sobre cómo abordar este tema en español.

En este cuarto artículo de la serie sobre comunicación inclusiva, dejamos a un lado el tema de la discapacidad para abordar un tema muy polémico últimamente: el lenguaje inclusivo en cuanto al género. Seguro que has visto alguna vez usar la @ o la -x para incluir los diferentes géneros, o puede que hayas escuchado a algún político diciendo «todes» o «elles». Pero ¿tienes claro que sexo y género no son lo mismo? ¿Sabías que hay personas que no se identifican con el género masculino o femenino? En el artículo de hoy te explicamos todas estas diferencias y hacemos una pequeña introducción sobre cómo podemos abordar esta cuestión cuando escribimos o hablamos en español.

La Organización de las Naciones Unidas define el «lenguaje inclusivo en cuanto al género» como «la manera de expresarse oralmente y por escrito sin discriminar a un sexo, género social o identidad de género en particular y sin perpetuar estereotipos de género». Por lo tanto, emplear un lenguaje inclusivo en cuanto al género es fundamental para promover la igualdad de género y combatir los prejuicios.

Diferencia entre sexo, género e identidad de género

El Glosario de términos sobre diversidad afectivo sexual, publicado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de España en 2018, recoge las definiciones de sexo y género que se incluyen a continuación.

El sexo es el «resultado de una sucesión compleja de elementos y acontecimientos fundamentalmente biológicos que […] definen al ser humano como hombre o mujer (bajo una concepción binarista). Según las características sexuales, puede ser masculino o femenino». Es decir, es la etiqueta que suelen asignar los médicos a las personas en el momento de su nacimiento, en función de los genes, hormonas y las partes del cuerpo con las que nacen.

El género es el «conjunto de características sociales y culturales históricamente construidas, que se atribuyen a las personas en función de su sexo. Hace referencia a las conductas, a lo que se espera de ellas por haber nacido con un pene o una vagina (sexo de asignación)». Es decir, es lo que una sociedad determinada considera como masculino o femenino, siempre que se tome como referencia un sistema binario de género.

Otro concepto que también debemos tener claro es el de la identidad de género.

La identidad de género hace referencia al género con el que cada persona se siente identificada. Puede coincidir o no con el sexo asignado al nacer. Se podría decir que existen dos sistemas principales para clasificar las distintas identidades de género: el sistema binario y el sistema no binario. El sistema binario de género se basa en la idea de que el ser humano se divide exclusivamente en dos géneros: hombres y mujeres. El sistema no binario de genéro recoge un espectro de identidades transgénero que agrupa a todas aquellas personas que no se sienten identificadas con el género masculino o femenino. Por ejemplo, una persona no binaria puede sentirse hombre o mujer, no identificarse con ningún género en concreto, etc.

Es importante tener en cuenta esta clasificación a la hora de decidir qué estrategia de comunicación vamos a seguir en cuanto al género. Más adelante abordaremos las distintas posibilidades de comunicar de forma inclusiva con todas las identidades de género.

El género en español

Según el Diccionario panhispánico de dudas de la Real Academia Española de la Lengua (RAE), el género gramatical es la «propiedad de los sustantivos y algunos pronombres por la cual se clasifican en masculinos, femeninos y, en algunas lenguas, también en neutros».

En español el género gramatical se manifiesta en los sustantivos, adjetivos, artículos y algunos pronombres. En los sustantivos y adjetivos existe únicamente el morfema de género masculino y el de género femenino. El género neutro se ha conservado en unas pocas palabras, como «aquello», «eso», «alguien», etc.

El español cuenta con distintos mecanismos para marcar el género gramatical. Cuando el sustantivo designa seres animados, lo más habitual es que haya una forma específica para cada uno de los géneros gramaticales y, para ello, nuestro idioma utiliza diferentes técnicas:

  • Usar terminaciones diferentes para cada género gramatical. Ej. gato/gata
  • Usar palabras distintas para cada género gramatical. Ej. caballo/yegua
  • Usar diferentes determinantes con los sustantivos comunes para los dos géneros gramaticales. Ej. el/la estudiante

También hay palabras específicas que tienen un solo género gramatical y designan a todas las personas independientemente de su sexo o género. Ej. la víctima, la persona

El masculino genérico en español

En español, el problema surge cuando tenemos que incluir a todos los individuos de una especie, independientemente de su sexo o género. La RAE defiende que los sustantivos masculinos engloban tanto a todos los individuos. Como te habrás podido imaginar, la utilización del género masculino puede ser percibida como una discriminación contra las mujeres o las personas no binarias. Por lo tanto, si utilizamos sistemáticamente el masculino genérico a la hora de comunicar estaremos excluyendo a la mitad de la población mundial.

¿Y qué podemos hacer? En los siguientes artículos abordaremos varias técnicas que se pueden aplicar para utilizar un lenguaje inclusivo en cuanto al género.

No te pierdas ninguna nueva entrada. ¡Suscríbete!

Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.
Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.