Alicia García-Nieto

Comunicación

Á
in

La reputación, una cuestión de localización

21-11-2019

La reputación de tu empresa es más que importante, ¡que te vamos a contar! Precisamente por su gran valor hay que cuidarla al detalle, y cuando la tengamos, darle la máxima visibilidad posible. La localización es clave para una buena reputación.

La imagen que tienen los demás sobre tu empresa se forma a través de lo que tú mismo haces y dices sumado a lo que los demás dicen de ti. Por lo tanto, hay que prestar atención a lo que comunicamos y a la manera de hacerlo, así como observar cómo lo recibe el público objetivo. 

Una crisis de reputación puede ser mucho más grave que una económica. No podemos permitirnos este lujo. Hay que controlar todos aquellos factores que pueden marcar nuestra reputación. Uno de ellos es la localización, un mismo mensaje no se recibe igual en Madrid que en Rusia, por ejemplo. De igual manera, un mismo producto no se consume de igual forma en Estados Unidos o en Barcelona, basta por ejemplo con pensar en Pepsi. 

Una marca que siga un marketing global puede tener muy buena reputación en un país y todo lo contrario en otro. Si quieres conseguir una buena imagen en todos los territorios donde tienes presencia, la localización es tu mejor aliada. 

Si no te lo crees, pregúntaselo a Reebook, que por no tener en cuenta la localización sufrió un escándalo reputacional que acabó con la dimisión del director de la campaña. Pero una campaña de localización no solo tiene que hacerse por evitar un posible fracaso, sino por el gran beneficio a nivel de imagen que se consigue. 

Para una buena reputación hay que conocer la cultura del lugar donde se está implementando la campaña.

No se trata solo de traducir el mensaje, sino de adaptarlo. Incluso de entender que x producto no encaja en una sociedad concreta, que si queremos vender en ese territorio, tendremos que desarrollar una versión del producto que sea más adecuado. Hay que convertir lo extraño en familiar

Cuando hablamos de localización hay especialmente tres ámbitos donde aplicarla teniendo en cuenta siempre los estilos de vida y las tradiciones del país donde estamos internacionalizándonos. 

  • PRODUCTO. Si eres una empresa alimenticia que quieres internacionalizarte a Japón o Finlandia deberías ofrecerles un producto más saludable, acorde con su dieta. 
  • MOMENTO. No en todos los países donde opera una multinacional se celebra, por ejemplo, el Black Friday. Es necesario saber qué campañas tocan en cada momento dependiendo del lugar. 
  • LENGUAJE. Aquí tiene más peso la parte de traducción. Es importante contar con profesionales nativos para que te ayuden a transmitir tu mensaje con el lenguaje que mejor reciba el público objetivo. 

Esto es localización y tiene que tenerse en cuenta para construir la imagen que tienen los demás sobre tu marca. La reputación es un elemento que se valora mucho en la estrategia de la empresa y en consecuencia, la localización también es clave a nivel estratégico. Esta tendencia cada vez coge más fuerza.

No te pierdas ninguna nueva entrada. ¡Suscríbete!

Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.
Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.

Este Sitio Web utiliza cookies de terceros con la finalidad de realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para cambiar tus preferencias o ampliar la información, puede acceder a nuestra Política de Cookies