Kobalt

Content without borders

Á
in

Q&A Traducción jurada

13-11-2020

La traducción jurada es una especialidad tan técnica que genera muchas dudas a las empresas. Es importante entender aspectos como en qué momento se puede necesitar una traducción jurada.

La traducción jurada es aquella que debe tener un efecto legal ante un organismo oficial. Son las traducciones para procesos administrativos o judiciales que requieren documentos extranjeros. 

Seguro que al necesitar una traducción jurada en tu cabeza ha habido una avalancha de dudas. En este artículo, resolvemos las cuestiones que más preocupan a nuestros clientes.  

1.- ¿Cuál es la diferencia entre traducción jurídica y jurada?

La traducción jurídica la hace un traductor profesional especializado en el campo legal. La traducción jurada, en cambio, la hace un traductor reconocido oficialmente por un estamento legal, ya que el documento debe tener un efecto legal ante un organismo oficial internacional. En el caso de España, el estamento legal que reconoce a un traductor jurado como tal es el Ministerio de Asuntos Exteriores.

En este artículo te contamos con más detalle las diferencias entre traducción jurídica y jurada. 

2.- ¿Cuándo necesito jurar una traducción? 

Este tipo de traducción suele exigirse cuando se presentan documentos oficiales ante organismos como ministerios, juzgados o instituciones académicas. Requiere el sello, la firma y una certificación del traductor jurado y se entregan siempre en formato original, por lo que no valen ni fotocopias, ni documentos escaneados. 

Por ejemplo, si como empresa española vas a contratar a un trabajador alemán, necesitarás la traducción jurada de su partida de nacimiento. Otros documentos que suelen necesitar la traducción jurada son permisos de residencia o certificados académicos.

3.- ¿Cuándo NO necesito jurar una traducción?

Hay documentos legales como contratos, acuerdos o pólizas de seguro que no necesitan la traducción jurada para tener validez. Con una traducción jurídica hecha por un profesional de la traducción especializado en derecho es suficiente.  

La traducción jurada no es un antojo, sino una obligación. Por lo tanto, si ningún organismo público te exige una traducción jurada, no la necesitas.

Mano con anillo firmando un documento oficial.

4.- ¿En todos los países es igual?

Es importante saber en qué país se va a presentar la documentación, ya que no es igual en todos los países. Para los documentos presentados en España, deben ir jurados por un traductor jurado nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores. Si hay que presentar las traducciones en otro país, hay que averiguar qué tipo de certificación deben tener los traductores para que la traducción sea válida para dicho país. El hecho de que esté jurada por un traductor jurado nombrado por el Ministerio de Justicia y Asuntos Exteriores español, no garantiza que se acepte en el país. 

5.- ¿Qué precio tiene? 

No existe ninguna normativa al respecto. Cada traductor o agencia aplica sus propias tarifas en función de diferentes factores como son los años de experiencia, la urgencia de la traducción, la tipología del texto, etc. 

6.- ¿Ha habido cambios a raíz de la situación de la COVID-19?

A raíz de la situación que vivimos actualmente por la COVID-19, en la que se recomienda por activa y por pasiva que se reduzcan al máximo los contactos y se potencie el teletrabajo, puede que te preguntes si sigues necesitando entregar tu documento en formato original. 

Después de muchas consultas por parte de traducción jurados a la Oficina de Interpretación de Lenguas del Ministerio de Asuntos Exteriores, se ha conseguido la opción válida de las traducciones legales con firma digital. 

El 6 de abril de 2020, la OIL comunicó que la Administración Pública ofrece una nueva opción, las traducciones juradas digitalmente. Esta opción, además de agilizar el proceso y ofrecer más garantías de autenticidad, reduce el coste y el plazo para el cliente, ya que no es necesaria la entrega y recogida de una traducción física. 

Si necesitas saber más sobre esta nueva opción, puedes contactarnos o leer este artículo publicado por la Asociación Nacional de Empresas de Traducción e Interpretación. 


Mujer y hombre en un despacho observando un documento.

7.- ¿Hay que apostillar antes o después de la traducción? 

Hay casos en los que un organismo puede pedirte una certificación más: la apostilla. Tal y como explica el Ministerio de Justicia, una apostilla consiste en, cito textualmente, “colocar sobre un documento público, o una prolongación de este, una Apostilla o anotación que certificará la autenticidad de la firma de los documentos públicos expedidos en un país firmante del XII Convenio de La Haya, de 5 de octubre de 1961, por el que se suprime la exigencia de Legalización de los Documentos Públicos Extranjeros que deban surtir efectos en otro país firmante del mismo.”. 

La duda más común respecto a esta certificación es si debe apostillarse antes o después y la respuesta es antes de la traducción. Además, la apostilla también se traduce. Tiene su versión oficial en cada idioma y es importante que el destinatario conozca el contenido de la información que consta. 

 

¡Esperamos haber resuelto tus dudas! Si necesitas saber algo más sobre la traducción jurada de tu documento, escríbenos y te ayudaremos en todo lo posible.



No te pierdas ninguna nueva entrada. ¡Suscríbete!

Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.
Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.

Este Sitio Web utiliza cookies de terceros con la finalidad de realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para cambiar tus preferencias o ampliar la información, puede acceder a nuestra Política de Cookies