Alicia García-Nieto

Comunicación

Á
in

Traducción de videojuegos: 3 claves FTW

28-09-2020

El sector de videojuegos lleva años ofreciendo incontables oportunidades para profesionales especializados. Por eso, es importante conocer las claves de la traducción de videojuegos para potenciar más el crecimiento de este sector.

Por si no fuese poco el desarrollo que iba teniendo el sector de los videojuegos en los últimos años, el confinamiento ha disparado todavía más su consumo. Varios estudios confirman que durante los meses que las actividades al exterior se eliminaron por completo, el uso de videojuegos llegó hasta triplicarse. 

Si tu empresa es de videojuegos y te dicen que las ventas todavía pueden seguir multiplicándose mucho más, ¿cómo te quedas? Seguramente hayas pensado alguna vez lo que sería para tu negocio duplicar el público objetivo. Y después de eso, ya sabes lo que sigue. Más público, más clientes, más ventas, más ingresos, ¡más beneficios! 

La traducción abre las puertas a nuevos mercados. Pero para asegurarte de que realmente vas a sacar provecho de ofrecer el contenido en varios idiomas y para diferentes culturas, hay 3 claves en las que no puedes “hacer un AFK” (estar ausente vaya). 

1. TRADUCE EL JUEGO, NO EL TEXTO

En los videojuegos, lo primordial es la experiencia del usuario. La primera clave para ello es el lenguaje, es decir, que el juego esté traducido en el idioma nativo del jugador. Pero no basta solamente con que el juego y los personajes hablen en la lengua del jugador, si no que hay que realizar una adaptación cultural, también conocida como localización. En la mayoría de videojuegos hay, por ejemplo, referencias a personajes conocidos de un país. Para lograr que el usuario siga conectado (y nunca mejor dicho) con la trama del videojuego, no podemos simplemente poner la misma referencia en otro idioma. Hay que buscar alternativas que provoquen a la persona lo mismo que el juego original. 

Y para esto, la creatividad va a ser imprescindible. Al no tratarse de una traducción literal, hay que dejar margen para la imaginación y conseguir así un contenido más natural y efectivo.

 

2. NO OLVIDES LA PARTE TÉCNICA

En la traducción de videojuegos, además de traducir el contenido de aspectos como el menú o los diálogos, también hay que adaptar la parte más técnica. Hay que contar con ingenieros que adapten la programación a los códigos de cada territorio. Sin esto, nos estaríamos dejando una parte muy importante por el camino. 

3. UN EQUIPO QUE CONOZCA EL SECTOR

Hay cosas de este sector que solo se aprenden jugando. 

Para conseguir una buena traducción del videojuego, es vital que el equipo de trabajo conozca el sector. Tampoco hace falta ser el número uno en los rankings, pero sí que es cierto que viviendo el videojuego desde dentro es cuando más se conoce sobre el tipo de lenguaje que se usa o el entorno cultural que se vive. ¡La experiencia es un grado!

 

Un videojuego tiene que ofrecer al usuario una misma sensación y experiencia independientemente del país desde el que se conecte. Lo primordial no es solo que entienda lo que pone cada texto, sino que además lo viva y lo disfrute. Por eso es tan importante dejar la traducción en manos de profesionales, para que la internacionalización tenga verdadero éxito. El más mínimo error podría comprometer toda la experiencia del jugador. 

Dicho esto, ¡FTW!



No te pierdas ninguna nueva entrada. ¡Suscríbete!

Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.
Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.

Este Sitio Web utiliza cookies de terceros con la finalidad de realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para cambiar tus preferencias o ampliar la información, puede acceder a nuestra Política de Cookies