Kobalt

Content without borders

Á
in

¿Tu ecommerce puede permitirse estos errores?

26-06-2019

Hoy en día hasta el 15% de las compras se realizan en línea. Este auge hace que sean muchas las empresas que busquen ir más allá de sus mercados locales.

Las empresas de ecommerce están en pleno apogeo y hoy en día hasta el 15% de las compras se realizan en línea. Este auge hace que sean muchas las empresas que busquen ir más allá de sus mercados locales.

Para la mayoría de ellas, sus grandes competidores van a ser Amazon y Alibaba, por lo que la competencia va a ser muy dura. ¿Cómo lo hacen estas empresas para vender internacionalmente? ¿Cómo logran vender productos a diferentes culturas con diferentes idiomas?

Para Amazon, la respuesta es ejecutar todo a través de un motor de traducción creado por ellos mismos. El problema es que en muchas ocasiones publican sus traducciones sin ningún tipo de control o revisión. Imaginaos cara de sorpresa que pondría más de uno al comprar material escolar y encontrarse con esto: 

Quizá Amazon pueda permitirse ese lujo puesto que su propuesta de valor es una compra y un envío rápido y una oferta casi infinita de productos, pero no pretende cuidar hasta el más mínimo detalle sus comunicaciones. Su planteamiento en lo que respecta a la localización es muy sencillo: “¿la información tal y como aparece en la página permite a mi cliente realizar una decisión de compra?” Si es que sí, aunque contenga errores, Amazon considera que el contenido localizado es válido.

A pesar de todo lo anterior, es realmente una compañía increíble. Cuando Jeff Bezos comenzó en 1995 desde su casa, todo lo que Amazon vendía eran libros y estos tardaban entre 4 y 6 semanas en llegar a España. En aquel entonces no era más que una librería a la que acudir para encontrar aquellos libros que no encontrábamos en nuestra ciudad, pero Bezos ya tenía el sueño de poder vender "todo" en su sitio web, porque sabía que el comercio electrónico era la nueva tendencia que iba a revolucionar el mundo del comercio. Pero en aquel entonces pocos supieron ver lo que acabaría siendo y no había una guía de estilo o un ejemplo a seguir y Bezos tuvo que aprender de la experiencia. En pocas semanas, el sitio web de su librería online se estaba expandiendo. A los consumidores les gustó lo que vieron y vieron de primera mano lo cómodo que era recibir sus productos. 

A partir de ahí, Amazon despegó. En la Navidad de 1998, Amazon se enfrentó a la locura absoluta intentando que sus clientes recibieran sus pedidos a tiempo. Los empleados trabajaron día y noche, haciendo más de 60 horas por semana. ¡Y esa dedicación dio fruto! Amazon crecía a un ritmo sin precedentes y estaban dispuestos a revolucionar las ventas por internet. La competencia apenas tuvo una oportunidad y todavía menos. Con ingresos de más de 232.000 millones de dólares y un beneficio de 10.000 mil millones, Amazon parece imparable. 

Aunque a veces, nos de la risa:

El competidor de Amazon, Alibaba, también enfrenta el desafío de traducir de una manera eficaz toda la información para sus clientes. En el pasado, el gigante del comercio electrónico había problemas para comunicar de manera adecuada los mensajes en otras lenguas.

Además, según las estadísticas, mientras que el 70% de sus compradores usaba el inglés como idioma principal, el 96% de los vendedores tenían problemas para comunicarse en esta lengua. Así que una vez que Alibaba se dio cuenta de que esto era un problema, desarrollaron una herramienta traducción automática neural (Neural Machine Translation) con inteligencia artificial para traducir todo ese contenido.

Y es que ese era un paso lógico, porque en su ecommerce tienen más de 400 millones de productos que necesitan traducciones. Su nueva herramienta de traducción automática trabaja duro, puesto que traduce más de 750 millones de palabras al día. Sin embargo, este motor de traducción automático no fue barato, y tuvieron que contratar a muchos expertos de la industria para ayudar a desarrollarla. 

Por graciosos que puedan parecer esos errores de traducción, también deberíamos verlo con algo de perspectiva. Amazon ha tenido tiempo de desarrollarse como empresa y tiene tanto poder sobre su mercado que, aunque Google se considera un competidor, solo obtiene el 56% de los beneficios en comparación. Tienen el tamaño y la capacidad para que el error de traducción aparezca como humorístico y no les afecte. Además, como hemos dicho al principio, la reputación de Amazon no depende de posibles errores en las traducciones puesto que es el referente en el sector y goza de la confianza plena de los consumidores, y lo mismo podría decirse de Alibaba. Pero no todas las empresas tienen esta suerte.

Las pequeñas y medianas empresas de comercio electrónico no pueden permitirse ese lujo. Deben cuidar mucho más sus traducciones, porque está demostrado que un error en una página reduce en un 80% las probabilidades de compra. Los errores de traducción generan desconfianza en el usuario y transmiten la idea de que no es una empresa seria o no se preocupan de sus clientes en otros países. El problema de no tener una reputación tan fuerte como Amazon o Alibaba es que estos errores hacen que los consumidores abandonen tu sitio web y utilicen otro.

Un error en una página reduce en un 80% las probabilidades de compra.

En Kobalt ayudamos a las empresas de ecommerce a localizar sus sitios a los distintos mercados y países. La combinación de tecnología y nuestro toque humano nos permite ayudar a aquellas empresas que no pueden permitirse cometer un error. La traducción nunca es fácil, porque las culturas varían mucho. Pero para empresa pequeña o mediana es importante cuidar esos detalles para captar la atención de nuestro cliente. Porque, al fin y al cabo, ¿alguien compraría con total tranquilidad algo tan mal traducido como esto?

No te pierdas ninguna nueva entrada. ¡Suscríbete!

Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.
Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.

Este Sitio Web utiliza cookies de terceros con la finalidad de realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para cambiar tus preferencias o ampliar la información, puede acceder a nuestra Política de Cookies