Ricard Sierra

General Manager

Á
in

¿Qué es el SEO Internacional?

28-06-2018

No hay nada peor que invertir en un sitio web para después comprobar que no consigue el tráfico esperado. Para que esto no nos ocurra, es básico contar con un equipo con buenos conocimientos de SEO y estrategias de optimización.

No hay nada peor que invertir en un sitio web para después comprobar que no consigue el tráfico esperado. Para que esto no nos ocurra, es básico contar con un equipo con buenos conocimientos de SEO y estrategias de optimización. Solo así lograremos que nuestro sitio aparezca en los resultados de búsqueda por los términos o “keywords” por los que queremos que nos encuentren.

Del mismo modo que hemos optimizado la página para lograr buenas posiciones en Google y otros motores de búsqueda en nuestro país, deberemos realizar un proceso similar. Pero hay algunas cosas que deberemos tener en cuenta.

Empecemos por el principio…

¿Qué es el SEO internacional?

Una definición rápida y sencilla:

El SEO internacional es el proceso de optimizar un sitio web para que los motores de búsqueda identifiquen los países a los que nos dirigimos y los idiomas que utilizamos.

SEO internacional es geotargeting: un proceso mediante el cual vamos a optimizar la web para atraer tráfico de distintos países y en distintos idiomas.

Las tres cosas principales a tener en cuenta son:

  1. Decidir si vamos a usar un dominio del país al que queremos dirigirnos o una genérico con subdominio.
  2. Establecer las etiquetas correctas para el idioma al que nos dirigimos.
  3. Crear y mantener contenidos en esos idiomas.

Si queremos optimizar correctamente nuestras páginas en sus distintas versiones, tenemos que evitar que sean una copia exacta de la página principal. Lo lógico será adaptar el contenido de la página para que se ajuste a las expectativas de nuestra audiencia en ese país. Puede que incluso queramos presentar distintas ofertas o servicios, precios, etc dependiendo del país.

¿Qué tipo de dominio debemos elegir?

La primera decisión a la que nos vamos a enfrentar es decidir qué tipo de dominio vamos a elegir para nuestras páginas internacionales y así optimizar su SEO. Estas son las opciones que tenemos:

ccTLD

Una opción es usar un dominio del país al que nos dirigimos, por ejemplo dominio.es para España o dominio.fr para Francia.

La ventaja es que los motores de búsqueda entenderán rápidamente a qué país nos dirigimos y es la manera más fácil de lograr un buen ránking a nivel local. Por contra, hay que comprar y mantener un dominio para cada país.

Subdominios

Otra opción es utilizar subdominios para los distintos países. Siguiendo el ejemplo anterior: es.dominio.com o fr.dominio.com

La ventaja es que son más fáciles de mantener. Las desventajas son que los motores de búsqueda no los identifican tan claramente, pueden diluir la autoridad de dominio (DA) y que los usuarios puedan preferir URLs locales.

Subdirectorios

Una tercera opción es utilizar un subdirectorio específico dentro de un dominio genérico como .com o .net. Por ejemplo: dominio.com/es o dominio.com/fr

Ventajas: más fácil y económico de mantener. Puedes aprovechar la autoridad de dominio (DA) del dominio general. Desventajas: los motores de búsqueda no lo identifican tan claramente y los usuarios pueden preferir las URLs locales.

Etiqueta los idiomas de tu web

Podemos indicar a los motores de búsqueda en qué idioma pueden encontrar nuestro contenido mediante la etiqueta “hreflang”. Gracias a esta etiqueta, podemos decirle a Google a qué país e idioma va dirigida cada página y mostrará la versión correcta según desde donde nos llegue el tráfico a la web.

Otros aspectos a tener en cuenta

Todo lo que vea el usuario tiene que estar adaptado a su idioma y su cultura. Es importante tener en cuenta desde cosas como monedas, medidas, números de teléfono hasta fotografías o fiestas locales (por ejemplo: el día de la madre varía de país a país, por lo que si queremos hacer una acción especial para ese día, deberemos tenerlo en cuenta).

Google es capaz de identificar cada vez mejor qué tipo de información tiene que presentar a cada usuario, por lo que es importante que cuidemos todos esos detalles y ofrezcamos a nuestros visitantes una experiencia de uso realmente adaptada.

No traduzcas el contenido automáticamente. La traducción automática ahuyentará a tu visitante, a no ser que tus precios sean de escándalo y la experiencia de usuario no sea importante, como podría ser el caso de Aliexpress.

Hay que evitar que distintas versiones de tus páginas compitan entre sí. Por ejemplo, si tienes distintas webs en inglés para Reino Unido y para Estados Unidos, tienes que asegurarte que no compitan entre sí en ambos países y que sea la versión correcta de cada país la que aparezca en los resultados de búsqueda.

También tenemos que tener en cuenta la velocidad de carga de la página, ya que es uno de los factores que más influyen en los resultados de búsqueda. Por lo general, un servidor local en el país nos dará una buena velocidad de carga, pero si queremos utilizar un mismo hosting para varios países, tendríamos que comprobar que carga igual de rápido desde cada uno de ellos.

Desde no hace mucho, Google empieza a mostrarnos los mismos resultados basándose en nuestra ubicación. Mientras que antes podíamos buscar en Google.com Google.fr o Google. es y obtener distintos resultados, ahora da igual qué dominio utilices para buscar, porque los resultados van a ser los mismos.

Aunque Google es el buscador predominante en la mayoría de países, si tu objetivo es Rusia y países limítrofes, China o Corea del Sur, deberás optimizar tu página para los buscadores locales como Baidu, Yandex o Naver.

Un proyecto a largo plazo

La optimización del SEO internacional tiene que ser un proyecto constante en cualquier empresa y por ello es algo que tenemos que prever y planificar los recursos adecuados a lo largo del tiempo.

Tras la puesta en marcha inicial de las versiones internacionales, deberemos disponer de:

  1. recursos técnicos para la gestión y mantenimiento del web.
  2. recursos lingüísticos para la adaptación y optimización del contenido a todos los idiomas
  3. analistas de datos web para el seguimiento del tráfico e identificación de nuevas oportunidades

En Kobalt participamos en proyectos de localización de sitios web y podemos orientarte sobre cómo abordar de la mejor manera un proyecto de estas características.

 

No te pierdas ninguna nueva entrada. ¡Suscríbete!

Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.
Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.

Este Sitio Web utiliza cookies de terceros con la finalidad de realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para cambiar tus preferencias o ampliar la información, puede acceder a nuestra Política de Cookies