Oisin M.

Copywriter

Á

Memori Pri Esperanto

13-11-2019

Tómate un respiro y visualiza el futuro. Un futuro con ciudades llenas de coches voladores en el que la pobreza y las enfermedades se han erradicado completamente, y en el que incluso se ha burlado la muerte en nombre de un mundo perfecto y utópico.

El secreto que hay detrás de este maravilloso progreso es un idioma universal que permitió a la humanidad comunicarse eficientemente, y finalmente reunirse y empezar a construir un mundo mejor.

Seguramente fue esa la visión que tuvo Ludwik Lejzer Zamenhof, un oftalmólogo polaco con profundas convicciones pacifistas, cuando creó el idioma que acabó conociéndose como esperanto.

Creado a finales del siglo XIX, se dio a conocer como "idioma internacional" (Lingvo Internacia) y su objetivo era crear una lengua flexible y fácil de aprender que sirviera como segunda lengua universal para fomentar la paz y el entendimiento internacional. Pese a que ese período de la historia fue *relativamente* pacífico, los siglos anteriores habían sido de constante conflicto entre las naciones de la Europa continental. Zamenhof creía que un idioma universal ayudaría a generar un sentido de comunidad y cultura compartida entre los países que lo adoptaran.

Para él, los tres objetivos principales del esperanto como lengua eran los siguientes:

- «Convertir el estudio del idioma en un mero juego de niños para todo aquel que quisiera aprenderlo».

- «Permitir al hablante de esperanto hacer un uso directo de sus conocimientos con personas de cualquier nacionalidad, independientemente de la lengua en la que se comuniquen. En otras palabras, la lengua debe ser un medio de comunicación internacional». 

- «Encontrar medios para superar la indiferencia natural de la humanidad, y valerse de ellos, de la manera más rápida posible y en masa, para aprender y utilizar el lenguaje propuesto como un lenguaje vivo, y no sólo en última instancia y llave en mano.»

Seguramente no te sorprenderá saber que, a pesar de los nobles objetivos del esperanto, el idioma no logró mantenerse a flote y cumplir su propósito. Su fracaso puede atribuirse a varios factores, pero seguramente los inicios del siglo XX, convulsos y asolados por la guerra, que era, justo lo que este nuevo idioma pretendía evitar, resultaron ser su perdición. El nacionalismo asolaba Europa, y un idioma internacional chocaba de lleno contra los objetivos políticos generalizados de muchas naciones. El uso del esperanto se desincentivó en países como Alemania, España y la Unión Soviética, actores clave en el desarrollo de la Europa de aquel momento.

Sin embargo, todas estas dificultades a las que se enfrentaba el idioma no sorprendieron a su creador, quien creía que la adopción generalizada del idioma podría llevar décadas, o incluso siglos, dado que las divisiones internacionales eran tan grandes y complejas.

Pero no todo es pesimismo, ya que el título de este artículo (que literalmente significa "en memoria del esperanto") puede resultar algo engañoso. Pese a estar lejos de cumplir con sus ambiciosos objetivos, el esperanto sigue vivo y goza de buena salud en pleno siglo XXI. Si bien es cierto que el inglés parece haberse coronado como el segundo idioma internacional, y es probable que siga siendo así en un futuro próximo, existe una gran y apasionada comunidad de hablantes de esperanto que mantiene el idioma bienvivo. Se puede aprender en aplicaciones como Duolingo y Wikipedia dispone de una gran cantidad de artículos escritos en dicho idioma.

Si eres traductor, es probable que tengas sentimientos encontrados sobre el idioma. Por un lado, sus beneficios para la humanidad parecen bastante difíciles de ignorar pero, por otro lado, su éxito acabaría por hacer que la traducción fuera totalmente innecesaria. 

Aun así, es bueno ser consciente de la existencia del esperanto, ya que los tiempos que corren son verdaderamente extraños y nunca se sabe si podrá protagonizar un espectacular regreso y ayudarnos a hacer del mundo un lugar mejor. Vale, no te ayudará a conseguir el trabajo de tu vida ni será una logro esencial en tu CV pero, si quieres darle una oportunidad al esperanto sólo por diversión, aquí te dejamos algunas palabras y expresiones básicas:

Hola - Saluton

Adiós - Ĝis (la) revido

¿Cómo estás? – Kiel vi fartas

Vale – Bone

Gracias - Dankon

Enhorabuena - Gratulon

¿Hablas esperanto? - Ĉu vi parolas Esperanton?

 

 

No te pierdas ninguna nueva entrada. ¡Suscríbete!

Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.
Al hacer uso de este formulario, acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento para el envío de información de interés mediante correo electrónico.

Este Sitio Web utiliza cookies de terceros con la finalidad de realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para cambiar tus preferencias o ampliar la información, puede acceder a nuestra Política de Cookies